Macri atravesando su peor momento político

Preocupación por el crecimiento constante de Sergio Massa en un momento político muy difícil para Macri. Algunos analistas coinciden en asegurar que en las próximas semanas se profundizará aún más la grieta que hoy emerge en su relación con la sociedad ante los casos de corrupción en el PRO, que ya afloran en las segundas y terceras líneas, provocando deserciones de radicales que se pasan al massismo. ¿Una garganta profunda o topo en su espacio?

Por Oscar Dufour |                                    twitter DufourOscar

Todavía no había finalizado la Convención Radical que se llevó a cabo a comienzos de Marzo de este año en la ciudad de Gualeguaychú, Provincia de Entre Ríos, donde se estaba definiendo si los radicales apoyaban a Mauricio Macri o a Sergio Massa, cuando se filtró desde el entorno del Jefe de Gobierno un “Mauricio ya había arreglado, esto es para la tribuna”.

Julio Cobos, Gerardo Morales y Raúl Alfonsín, eran los dirigentes más firmes para quitarle las personalísimas aspiraciones que exultante ostentaba el Senador Nacional Ernesto Sanz. Se oponían con firmeza al arreglo con Macri, pero su conducta partidaria les impedía realizar otra cosa que apoyar la Convención que terminó dándole a Sanz, todo el poder de realizar su tan ansiada alianza con el ex presidente de Boca Juniors. Como político experimentado, sabiéndose perdedor en la futura interna que lo llevaría como precandidato presidencial, esta le permitiría colocar en distintos cargos electivos, a hombres de su estrecha confianza, así de este modo utilizando los 15’ minutos de fama de Macri, se consolidaría en el seno de su centenario partido político, marcando la impronta de un anti-peronismo acérrimo que dirigentes como el ex Secretario de Seguridad de CABA, Facundo Suarez Lastra, se encargaron de marcar en cuanta oportunidad tuvieron, calificados de sectarios dentro del propio radicalismo pretendían colocar a todo el peronismo en una misma bolsa y anularlo, profundizando aún más la grieta en nuestra sociedad.

A Sanz no le importó dejar correligionarios heridos en el camino, tampoco lo distrajo de sus objetivos políticos, que Leopoldo Moreau, el más díscolo para sus pretensiones y el más cercano a CFK, amenazara públicamente con romper el partido “si ya lo había hecho antes Frondizi y Allende y sobrevivimos”, cuentan que se le escuchó decir, y mucho menos que a su socio mayoritario se lo acusara reiteradamente de ser más que funcional con el Gobierno Nacional. En consecuencia, le importó su personalismo por sobre la fuerte apuesta del sector que encabezaba Julio Cobos, en tándem con el formoseño Luis Naidenoff, el tucumano José Cano y el jujeño Gerardo Morales, quienes pretendían fortalecer la “identidad” del radicalismo en un marco de alianzas que denominaban “amplio”, que incluía al Frente Renovador de Sergio Massa, al socialismo y al GEN de Margarita Stolbizer, con el objetivo de lograr una contundente victoria en las presidenciales de Octubre. En tanto, los operadores de Sanz y la propia Elisa Carrió ya habían dinamitado el Frente UNEN, que también era un importante escollo, y ante la desprolijidad interna de la Convención, que sumaba declaraciones de sectores macristas. Ricardo Alfonsín otro de los opositores al acuerdo unilateral con Macri sentenciaba “Sanz se dedicó a destruir lo que habíamos construido todos los radicales en el frente amplio”. Un párrafo especial merece el Senador Nacional “Nito” Artaza, donde la juventud radical apoyó su oposición a la “jugada” de Sanz, entre las tantas declaraciones que expresaban su desacuerdo por el apoyo a Macri, se destaca la que describe al detalle lo que ocurría en Gualeguaychú “Sanz tuvo que huir de la Convención en un patrullero, ante las puteadas de la juventud radical; los radicales, como Sanz y los envejecidos ex alfonsinistas, hoy macristas, se acostumbraron a consumir poder no a construirlo”.

La política además de apasionante, es dinámica, se van sucediendo escenarios tras escenarios, en muchos casos ayudados a ser instalados en el imaginario colectivo, por algunas encuestadoras que desvirtuando su razón de ser se convierten en meros operadores políticos, intentando influir de un modo u otro en el electorado, adjudicándole al candidato de su preferencia una intención de voto que no es real, o una polarización inexistente. También van surgiendo nombres que de la noche a la mañana se encuentran encabezando lista de candidatos, como fue el caso del periodista y “empresario” Fernando Niembro, que además en un abrir y cerrar de ojos aparece alejándose de la política luego que le explotaran acusaciones de corrupción, y denuncias judiciales que lo vinculan a hechos de lavado de dinero, al momento sospechado de haber facturado de manera irregular contratos por más de 21.000.000 de pesos con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con un “modus operandi” muy parecido al que en Octubre de 2010 la legisladora Rocío Sánchez Andía, denunciara en el Juzgado Nacional de Instrucción en lo Criminal N° 6, a cargo del Juez Gustavo Pierretti, al entonces Secretario de Comunicación de CABA Gregorio “Goyo” Centurión por los delitos de administración fraudulenta, malversación de caudales públicos y negocios incompatibles con su función, también con una cifra de dinero muy similar al caso Niembro. A Centurión de la misma manera Macri le soltó la mano y casi al tiempo que la Justicia allanaba sus oficinas de Bolívar 1 se suicidaba.

En conclusión: A esta altura no importa demasiado cuántos casos más, similares al de Niembro o el de Centurión hay en el Gobierno de la ciudad, si son “operaciones o causalidades”, interesa la respuesta sólida de su titular, que no solo espera la sociedad en general sino también muchos de sus seguidores. Macri debería ser más cuidadoso a la hora de brindar respuestas, ya que decir que “fue un error de carga” 60 meses de pagos que nunca recibió un medio de comunicación social deja mucho que decir, y siembra cada vez más dudas que certezas que alientan no solo a una diáspora de las líneas menores de su espacio, sino que cada punto que pierda de ahora en más, lo aleja definitivamente de encontrarse en el ballotage disputando por llegar a la Presidencia de la Nación. Por lo tanto, resulta impropio y demuestra una vez más que no son erradas las sospechas de “amateurismo” político que se le adjudican, evidenciadas al tener a Niembro por dos semanas intentando “explicar la cuadratura del círculo” que le evaporó de la noche a la mañana una buena porción de sus electores, circunstancia en la que no va a solucionar su difícil momento político, con un silencio que lo acerca más a la culpa que a la inocencia, sumado a un desesperado ataque que por estas horas intenta en diversos medios de comunicación a través de sus “operadores políticos” a su principal oponente, el líder del Frente Renovador Sergio Massa, “proyectando” supuestos “arreglos” con el oficialismo, donde la realidad indica y esto hay que decirlo con contundencia pese a las “chicanas” que no hay ningún pacto Scioli-Massa.

Poco importa entonces, porque ya es tarde, si Macri propició que en la “Convención radical de Gualeguaychú” se le diera un marco formal a su entonces definida estrategia electoral, que le brindó el argumento político para dejar de lado a Sergio Massa formando un gran frente opositor, ante el cierto temor de perder la interna presidencial con el tigrense, un recelo que se acrecienta a medida que se acerca el 25 de Octubre y que al cerrarle la puerta al massismo, lo único que hizo Macri, y mal que le pese a sus “usinas” fue prolongar su “agonía política”, hoy potenciada por todos los casos de corrupción denunciados en CABA, fue una jugada política celebrada en el oficialismo, que privó a toda una oposición sin distinción de banderías de un rotundo triunfo electoral. Si Macri en vez de brindar explicaciones claras y precisas a la opinión pública, o de cuidar a sus aliados como el Senador Sanz quien habría amenazado con irse de la alianza si surge un nuevo caso de corrupción, se defiende atacando sin fundamentos a Massa, vuelve a cometer otro error en una seguidilla de desaciertos que en este escenario electoral en desarrollo, lo estarían dejando fuera de juego. Es un Macri, que a la luz de los hechos su mayor problema lo tiene en el interior de su espacio, su mayor dificultad es esa “fuente” inagotable, que por rencores o conveniencias políticas, brinda a la sociedad estas últimas semanas información que lo perjudica notablemente. Cuando el gran escándalo político que en los ’70 tuvo lugar en los EEUU denominado “Watergate”, sinónimo de todos los aquelarres políticos en el mundo, este no podría haberse develado sin “una garganta profunda”; tal vez en la política vernácula se denomine “topo”, y por estas horas habría hay un candidato presidencial que tendría el suyo, puro puro.

     twitter DufourOscar

Share Button

Las bombitas de Cristina en la campaña

En Foco Scioli, Macri y Massa tienen para el futuro un punto en común: quieren liquidar el pleito con los fondos buitre. Washington está seguro de que luego del kirchnerismo podría reanimarse la relación bilateral entre ambos países.

Por Eduardo van der Kooy |

Cristina Fernández se encargó de dispararle desde el atril de la ONU a los pies de los presidenciables que pugnan por sucederla en el Gobierno. Daniel Scioli, el candidato K, Mauricio Macri y Sergio Massa debieron escuchar atribulados cómo la Presidenta ensombreció con sus palabras en Nueva York el horizonte económico que se ocupó de complicar estos años Axel Kicillof.

Cristina lanzó municiones sin tener, a lo mejor, debidamente enfocado su blanco. Responsabilizó a los fondos buitre de haber interferido las investigaciones por el atentado en la AMIA, en 1994, que dejó 85 muertos. Los acusó, además, de pretender enredarla con el régimen de Teherán. En una línea similar, denunció a Estados Unidos y a su jefe de Estado, Barack Obama, por proteger presuntamente a Jaime Stiuso. El espía que estuvo durante más de una década al servicio del kirchnerismo en la ya extinguida estructura de la Secretaría de Inteligencia y fue cesanteado por la Presidenta recién en diciembre del 2014. Y pudo abandonar el país sin haber sorteado ningún obstáculo político y judicial.

Hace rato que se conoce que, más allá de los circunstaciales maquillajes, Scioli, Macri y Massa poseen algunas miradas comunes sobre el futuro. Una de ellas tendría que ver con una de las peores herencias: la económica. Frente al deterioro del mercado cambiario, la debilidad de las reservas, el freno productivo y la inflanción tenaz, el candidato K, el líder del PRO y el aspirante del Frente Renovador verían como salida posible una receta parecida: liquidar el pleito con los fondos buitre para abrir luego las puertas a un endeudamiento que posibilite reanimar el cuadro interno.

A esta altura, en el umbral de la despedida, se le hubiera hecho muy difícil a Cristina adoptar una postura conciliadora con los usureros. Esa cortina le sirvió estos años para justificar el deterioro económico. Y consolidar su núcleo político más duro. Pero algunos de sus argumentos parecieron huérfanos de proporciones. Alegó una presunta intención aviesa de aquellos para vincularla con Irán. Una sólo pregunta alcanzaría para truncar ese atajo: ¿Quién tomó la iniciativa de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán? ¿Por qué razón, dos años después, la Presidenta no ha logrado explicar nunca los motivos reales de tal determinación?

Ante tal imposibilidad, Cristina pretendió mostrarse como una víctima de la incomprensión y la malicia. Equiparó la firma del Memorándum de Entendimiento con el acuerdo que EE.UU., China, Rusia, Alemania, Gran Bretaña y Francia celebraron con Irán con el objetivo de fiscalizar su desarrollo nuclear. Denunció entonces la supuesta diferencia de estándares para analizar, a juicio suyo, situaciones similares. Elogios para las potencias y críticas para la Argentina. El problema sería, en realidad, las dificultades insalvables para equiparar tales situaciones. El cargo por la firma unilateral del Memorándum contra la Presidenta –que el Congreso aprobó sólo con votos kirchneristas– radicaría en la cesión de soberanía política para juzgar un atentado ocurrido e investigado en nuestro país. No en vano el Gobierno se esmeró en trabar el posible pronunciamiento de inconstitucionalidad del pacto de la Cámara Federal de Casación Penal. Si así hubiera sucedido, habría quedado al desnudo la severa falla política presidencial.

Cristina enchastró otro poco el camino de los presidenciables cuando acusó a Estados Unidos de “proteger” a Stiuso. Causó sorpresa su osadía. No porque el espía no tenga lazos conocidos con la inteligencia estadounidense. Uno de los motivos clave por los cuales fue catapultado Alberto Nisman, su viejo confidente, como fiscal especial de la unidad AMIA a partir del 2004. La sorpresa podría obedecer a otras razones: el Gobierno supo de la radicación de Stiuso en la Florida y California desde el primer día que cruzó las fronteras. A partir de entonces lanzó más de media docena de denuncias judiciales en su contra –por lavado de dinero, evasión fiscal y enriquecimiento ilícito, entre varias– aunque recién el 9 de septiembre la embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón, interrogó por primera vez al secretario asistente Adjunto para América del Sur del Departamento de Estado sobre el posible paradero del espía. No se habría vislumbrado en ese proceso demasiada urgencia.

Recién ayer el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, pidió a la Justicia que dicte una “circular azul” para detectar el paradero del espía. La causa cayó en manos del juez Norberto Oyarbide aunque, con antelación, el trámite deberá ser sustanciado por el fiscal Guillermo Marijuan. El kirchnerismo estaría interesado por ahora sólo en saber –aunque lo sabe– donde está el topo. No mucho más.

Washington no asomaría muy interesado en el asunto. Lo habría relegado a un simple caso interno de la política argentina. Obama preferiría no seguir ocupándose de las deprimidas relaciones bilaterales hasta que ocurra el cambio de Gobierno. Estados Unidos palparía una factible reanimación del vínculo en caso de que Scioli, Macri o Massa llegaran finalmente a la Casa Rosada.

Los tres presidenciables han dado señales en esa dirección. La más explícita corrió por cuenta del gobernador de Buenos Aires. Y los K se mantuvieron mudos. A mediados de septiembre Scioli recorrió una planta petroquímica en Bahía Blanca acompañado por el embajador estadounidense, Noah Mamet. Se trata de un diplomático que fue expresamente impulsado por Obama para el cargo.

Antes de eso, delegados del sciolismo, del PRO y del Frente Renovador habían recorrido el espinel del Departamento de Estado. Fue una visita organizada por la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina y la Fundación Centro de Estudios Americanos. William Ostick, director de la oficina del Cono Sur del Departamento de Estado, resultó uno de los anfitriones más prominentes.

La introducción en la campaña electoral del vínculo con Washington, el pacto con Irán, los fondos buitre y el espía Stiuso fue, sin dudas, un condimento inesperado que aportó Cristina. Pero que los candidatos no tendrían mucha disposición para recoger ni polemizar. Tal vez, porque el tema no les facilite diferencias.

Los presidenciables prefieren dedicar sus horas a recoger los votos que aún les hacen falta para octubre en base a una abundancia de latiguillos y fotografías. Scioli, por ejemplo, ha comenzado a exhibirse con Aníbal Fernández, el postulante para Buenos Aires, para prevenir un posible riesgo: que la figura del jefe de Gabinete de Cristina pueda frenar el crecimiento que el candidato requiere, sobre todo en su territorio, para intentar liquidar la elección en la primera vuelta.

Massa estaría convencido de su repunte en base a la estrategia de propuestas y la constante compañía de sus dos espadas atractivas: José de la Sota y Roberto Lavagna. Para consolidar aquel supuesto repunte el candidato del Frente Renovador requeriría absorber votos que en las primarias se estacionaron con Macri. Entre ellos podría alumbrar la disputa de los próximos días en el teatro electoral. Scioli, tal vez, termine por agradecerles.

Share Button

CGT apoyo a la sindicalización de las Fuerzas de Seguridad

El salón Felipe Vallese fue colmado por miembros de las Fuerzas de Seguridad que apoyan su sindicalización, se distinguió representando a Hugo Moyano, Ana Nuñez integrante del Secretariado Nacional de la CGT. Se hicieron presentes brindando su apoyo el Diputado Gustavo Vera, el Presidente de la Agr. Nac. de la Reconquista Peronista Oscar “Cacho” Dufour, el ex vocero de la protesta de Gendarmería Nacional Raúl Maza y actual secretario general del sindicato en formación de GN. Viajaron al País con el mismo propósito representantes de Uruguay y Chile que integran la Confederación Latinoamericana. Declaraciones exclusivas.

Por Carlos Tórtora |

La apertura que brindó Hugo Moyano desde el rol de Secretario General de la CGT, en defensa de los derechos de los trabajadores, debidamente establecidos en nuestra Constitución Nacional, propiciando la sindicalización de las Fuerzas de Seguridad, demuestra cabalmente la madurez del movimiento obrero organizado, adecuándolo a los tiempos que vivimos.

Actualmente en nuestro País, los sindicatos de seguridad están funcionando de hecho, algunos de ellos como SIPOBA (Sindicato de la Policía de la Provincia de Buenos Aires), se encuentra en espera que la Corte Suprema de Justicia de la Nación se expida en cuanto a su condición; este puntapié inicial, no es otra cosa que con la cobertura de la CGT de Moyano, intentar encuadrarlos dentro de las normativas vigentes. La propuesta tuvo buena acogida entre los presentes, y explicando los acontecimientos brindaron cortos discursos, el Secretario General de SINPOPE José Carranza quien en esta oportunidad ofició de organizador, dando la bienvenida a los presentes y alentando a la unidad de este movimiento sindical, dijo “la sindicalización es una necesidad”.

Los representantes de la Confederación Latinoamericana, en las personas de los países hermanos de Uruguay y Chile, hicieron de voceros de la región. Pero las contundentes palabras del Diputado Gustavo Vera “en cualquier sistema democrático, las fuerzas de seguridad tienen que estar sindicalizadas, son la salvaguarda para que haya condiciones laborales dignas, el derecho a la sindicalización lo acompañamos desde siempre. El Papa Francisco estaría muy contento de este acto, sé que él aspira a que se transparenten las fuerzas de seguridad, esa transparencia tiene que ver con que tenga la libertad para denunciar al corrupto, en democracia evita la corrupción y dignifica a los trabajadores”. También se destacó Alberto Martínez Secretario General de la FASIPP (Federación Argentina de Sindicatos Policiales y Penitenciarios).

11911605_10207408578710628_592183674_n
                  Raúl Maza

La voz de Raúl Maza del mismo modo se hizo presente en la casa de los trabajadores, el ex vocero de la protesta de Gendarmería Nacional y actual Secretario General del Sindicato de GN, expresó que “El primer paso es que los uniformados tomen conciencia que son trabajadores, que no solo tienen obligaciones sino también tienen derechos constitucionales. El hecho que hoy la central de los trabajadores argentinos nos abra las puertas, resulta trascendente, y marca un hito para todos los uniformados de la República Argentina”. Concluyendo, “Este acontecimiento nos convoca a la unidad, unidad a la cual temen las cúpulas corrompidas de todas las fuerzas de seguridad. Cuando digo ‘cúpula’ me refiero no sólo a los superiores de las fuerzas, sino también al político y Juez corrupto”, aseverando de esta manera las anteriores declaraciones de Gustavo Vera, que despertaron un cerrado aplauso en la concurrencia.

Cerró este primer Congreso Sindical de Seguridad en la CGT Ana Nuñez, integrante del Secretariado Nacional quien llevó la representación y todo el apoyo de su máxima autoridad, Hugo Moyano; expresando “Traje su saludo y bienvenida, para nosotros como Confederación es un hecho histórico, ya que acompañamos día a día la lucha de los trabajadores de seguridad por ser reconocidos sus derechos, la CGT abrió sus puertas y que mejor que comenzar este camino en esta casa”.

Share Button

La Presidenta ataca al espía preferido de Kirchner y la CIA

CAUSA AMIA Cristina ayer en su discurso “olvidó” que el ex presidente lo puso a cargo de la causa AMIA y lo ascendió a Director de Operaciones de la ex SIDE.

Por Daniel Santoro |

Cristina tiene a su “culpable perfecto” para tratar de esconder losíndice desaguisados que cometió en la causa AMIA desde el 2004 hasta la fecha: Antonio Stiuso. Ayer habló ante la ONU como si “Jaime” no hubiese sido el espía preferido de Néstor Kirchner quien se lo asignó en forma personal en el 2004 al entonces flamante fiscal de la AMIA, Alberto Nisman. Como si la decisión de ascender a Stiuso de director de Contrainteligencia a director General de Operaciones -el máximo cargo para un espía de carrera- hubiese sido tomada por la Revolución de Mayo. Además, Stiuso es de muy bajo perfil y está denunciado de haber sido el responsable de pinchaduras de teléfonos y mails de jueces, opositores y periodistas que le encantaban leer a Kirchner, según relató el ex ministro de Justicia, Gustavo Beliz.

Nadie duda de que Stiuso debe rendir cuentas de cómo manejó la causa AMIA, luego de lograr el desplazamiento del ex juez Galeano y los ex fiscales Mullen y Barbaccia, ante la Justicia. El problema para Cristina es que, hasta ahora, ningún juez lo llamó a indagatoria y menos pidió su captura internacional. Sólo los cuatro fiscales que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, en reemplazo de Nisman solicitaron un pedido de localización de Stiuso a Interpol.

10409071_728837180530133_1433635181792020059_n
                                                Cristina, cuando habló de la muerte de Nisman.

En su construcción de culpables, refritó la denuncia de una supuesta conspiración de Nisman y la dirigencia de la AMIA y la DAIA con los fondos buitre, basada en un artículo de su embajador ante el Holocausto, Jorge Elbaum. Parece que nadie le informó en su entorno que, la semana pasada, el fiscal Carlos Stornelli archivó la denuncia del peronista nacionalista Juan Labaké de traición a la Patria con esos dirigentes de la colectividad basada en ese artículo. Sin nombrarlas, responsabilizó a la AMIA y la DAIA por “la virtual paralísis” de la causa. Esto es porque hace más de dos años y medio pidieron la inconstitucionalidad del pacto con Irán y el Gobierno logró trabar una decisión, luego de enormes presiones sobre la Cámara de Casación Penal. Dijo que sólo le quedaba “apelar a la buena voluntad” de Irán para que extradite a los 5 acusados.

Además, habló de “datos estremecedores” de la causa Nisman sobre contactos con servicios de inteligencia extranjeros. Parece que Cristina también olvidó que Néstor pidió la colaboración de la CIA, el Mossad y los servicios de inteligencia de Alemania y Francia para tratar de resolver el caso AMIA. Entre tantos olvidos, nadie le explicó a la Presidenta que Stiuso era el “hombre de última instancia” de la CIA en la Argentina y que la comunidad de inteligencia no va a permitir que EE.UU. lo extradite a Argentina

Share Button

Sergio Massa compartió sus propuestas con 57 corresponsales extranjeros

El líder del Frente Renovador y candidato presidencial (UNA) Sergio Massa al compartir sus propuestas de gobierno con 57 corresponsales extranjeros expresó con contundencia “Proponemos complementariedad internacional y dejar de ser amigo de los malos del mundo”. Fragmentos de sus palabras

5-Massa-corresponsalesTras el encuentro, llevado a cabo hoy en un hotel céntrico de la Ciudad de Buenos Aires, y del cual participaron más de 57 corresponsales de la prensa extranjera de diversas nacionalidades, el líder del Frente Renovador expresó: “Es clave para la Argentina y su relación con el mundo que podamos poner en marcha un sistema de vínculos y de información que nos permita que sepan que es lo que estamos haciendo, que nos dé la posibilidad de contar lo que estamos haciendo, sobre todo si aspiramos a que la Argentina cambie el gobierno, y con ese cambio de gobierno, cambie el sistema de relaciones con el mundo”.

Asimismo, sostuvo: “Vamos a un cambio que nos permita una relación franca, una relación honesta, vamos a un sistema de relaciones multilaterales, vamos además a un sistema de relaciones integrando al Mercosur como el primer lugar en materia de relaciones. Complementariedad versus ideología como fundamento de la relación con el mundo”.

En ese sentido, Massa puntualizó: “El problema es que hoy la026102 Argentina tiene una pésima relación con muchos de los países de la región, producto del desconocimiento, o muchas veces la falta de una mirada integral de la relación, han hecho que se produjeran situaciones que en algún punto son de no retorno”.

Consultado por la relación con Brasil, Massa advirtió: “Cada uno de los dos países lo que va a tratar es de defender el ocupar la mayor cantidad de mercado posible, pero me parece que la clave es ponerse objetivos de largo plazo. Obviamente Brasil va a querer tener la mayor cantidad de mercado posible en la Argentina, y la Argentina va a querer tener la mayor cantidad de mercado en Brasil. Es parte de la competencia en la convivencia”.

Sobre como fomentar las relaciones de Argentina con el otro lado del Atlántico, Massa señaló: “La Argentina tiene que cambiar su sistema de relaciones exteriores, primero tiene que cambiar sus embajadas por oficinas comerciales y oficinas culturales, que trabajen el tema de la integración de manera profesional, pero sobre todas cosas, poniendo el énfasis en lograr mercados para la Argentina”.

“En segundo lugar, lo que necesitamos es claramente generar inversiones en la Argentina, que nos generen trabajo, y para eso necesitamos abrir nuevos mercados. La Argentina necesita abroquelarse en el Mercosur como bloque regional. Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, son nuestros socios naturales y nuestro primer mercado”.

“Pero además tenemos que ir a la búsqueda, a través del multilateralismo, de un nuevo sistema de relaciones que nos permita avanzar en el mercado Indio, que nos permita avanzar en Estados Unidos, en Canadá, en Europa, con productos argentinos que hoy están vedados”, indicó.

“La lucha contra el narcotráfico es una de las muestras más sólidas del cambio de política exterior, porque el narcotráfico crece en los países donde la seguridad jurídica es muy débil como lo es hoy en la Argentina, y eso va a cambiar a partir del 10 de diciembre. Vamos a generar Seguridad Jurídica para dar mayor credibilidad”.

Share Button

RECUERDO DE UN VALIENTE, EL ALMIRANTE IM CARLOS BUSSER

Hace tres años fallecía a los 84 años de edad, el Comandante de la gesta histórica de recuperación de nuestras Islas Malvinas en 1982. Evocación de sus palabras.

Por Oscar Dufour |                                     twitter DufourOscar

El 29 de Septiembre de 2012 fallecía a los 84 años de edad a causa de un infarto de miocardio el Almirante IM VGM Carlos Büsser, uno de los héroes de la gesta histórica de recuperación de nuestras Islas Malvinas, Georgias y Sandwichs del Sur; fue en 1982 el Jefe de la llamada “Operación Rosario”, como finalmente se denominó al desembarco argentino, que involucró a gran parte de la Armada Argentina; y como suele suceder como constante y estigma en nuestra historia a quienes defendieron nuestros intereses nacionales, sufrió en vida la injusticia de los hombres, que envueltos en pasiones políticas, con una minúscula visión, fue relegado al olvido y a los rencores que pertenecen a una condición humana, que muestra lo peor de sí.

Esa “operación” militar que el Alte. Büsser comandó, quedará para siempre indeleble en nuestra historia contemporánea, existió y muchos pechos se inflaman gallardamente con su remembranza, cuestión que alienta mi deseo de escribir estos breves pero sentidos párrafos en su honor y afectuoso recuerdo, para sentir como muchos compatriotas, sincero orgullo sin egoísmos sectoriales y con una mirada amplia, brindar algunas precisiones de lo que sucedió en ella, en especial con las unidades de la gloriosa Armada Argentina. En la “Operación Rosario” se formaron entonces tres grupos diferentes, el primero incluía las unidades de transporte; buque de desembarco de carros Q-42 ARA Cabo San Antonio, rompehielos antártico Q-5 ARA Almirante Irízar y el transporte Isla de los Estados. Junto a estos buques navegarían los destructores D-1 ARA Hércules y D-2 ARA Santísima Trinidad, las corbetas P-1 ARA Drummond y P-3 ARA Granville y el submarino S-12 ARA Santa Fe. Dando cobertura a estas unidades de intervención se encontraban el portaaviones ARA 25 de Mayo, los destructores D-27 ARA Comodoro Py, D-26 ARA Bouchard y D-29 ARA Piedra Buena y el petrolero B-18 ARA Punta Médanos. En la “operación” táctica intervinieron un total de 700 Infantes de Marina y 100 integrantes de fuerzas especiales.

Al momento de su muerte, el Almirante IM VGM Carlos Büsser se encontraba desde 2009 cumpliendo arresto domiciliario, a la espera de un “juicio” que nunca llegó, por su presunta participación en “delitos de lesa humanidad” en ocasión de haber sido destinado en algún momento de su carrera naval, en la ciudad de Bahía Blanca. Su arresto lo cumplió con una dignidad cristiana admirable, fue un oficial brillante de la promoción 78 de la Infantería de Marina, dueño de una gran moral propia de los elegidos y de quienes profesan una profunda fe en Dios. Cuatro días después de su muerte, sumergida en una profunda tristeza, fallece su esposa y compañera de toda la vida Sra. Delia Niemietz de Büsser.

Fragmento fiel de la entrevista que el Almirante IM VGM Carlos Büsser concedió por escrito a la “BBC” en español.

“En las operaciones anfibias, el día comienza en las últimas horas de la noche, cuando los hombres se preparan para entrar en combate, desayunan, toman su armamento y se dirigen a los lugares de embarco”, señaló el contraalmirante, refiriéndose al 1 de abril de 1982, a pocas horas de producirse el asalto contra la capital del archipiélago Port Stanley / Puerto Argentino.

Los Infantes de Marina a su cargo -y otros efectivos del Ejército y la Armada- habían llegado a la costa de las islas en dos buques de desembarco: el Cabo San Antonio y el Santísima Trinidad. Además participaron el rompehielos Almirante Irizar y el submarino Santa Fe.

En total, había decenas de vehículos armados y cientos de efectivos, incluyendo unos 80 miembros de las fuerzas especiales.

“Durante la travesía hacia las islas nos acompañó un fuerte temporal, casi hasta el momento de llegar”.

“La masa de tropas en el buque de desembarco de tanques del ARA Cabo San Antonio tenía experiencia en ejercicios anfibios anteriores, de modo que su adaptación a las malas condiciones del mar fue buena (…) En las horas previas a la operación todos se veían muy tranquilos, concentrados en preparar el armamento y los jefes de fracciones enfocados en sus planes y estudio de los objetivos”

Tras haber preparado la maniobra numerosas veces con anterioridad, ya se sabía que una vez que se diese la orden de embarco el personal sólo tardaría 18 minutos en estar listos para desembarcar. Y así fue en la mañana del 2 de abril. (…)

La punta de lanza de la operación fueron ocho buzos tácticos que salieron aproximadamente a las 0400 del 2 de abril del submarino Santa Fe, comandado por el Capitán Horacio Bicaín.

“Al llegar a tierra se adoptó un dispositivo de seguridad, ya que el enemigo que esperábamos en la playa no daba señales de presencia. Cuando estábamos por ingresar a Port Stanley recibimos fuego. La vanguardia desembarcó de sus vehículos y rechazó el ataque obligando a los soldados británicos a retirarse”.

Pero simultáneamente hubo un pequeño grupo de fuerzas especiales que trataba de lograr un objetivo crucial: tomar la casa del gobernador y lograr la rendición.

“La gran dificultad era que, según nuestra inteligencia, los británicos no se iban a rendir sin haber sufrido o habernos causado bajas, por lo que la única solución era lograr que se rindieran antes de que comenzara o se generalizara el combate”.

“Por eso ordené que el grupo del capitán (Pedro) Giachino presionara al señor (Rex) Hunt (Gobernador de las islas) con el objeto de quebrar su voluntad y lograr una rápida rendición”.

“Giachino y sus hombres cumplieron acabadamente esa exigencia. Hicieron fuego nutrido sobre la parte superior de las ventanas de la casa de Hunt, y en particular sobre el despacho donde estaba el mismo Hunt, obligándolo a tirarse debajo del escritorio”.

Conclusión

La defensa de nuestros intereses nacionales y nuestra Soberanía Nacional, requirieron en toda nuestra historia contemporánea de la valentía y profesionalidad de muchos héroes, su mayoría lamentablemente son los anónimos y no conocemos sus narraciones, por suerte unos pocos salieron a la luz con ellas, para ilustración de la opinión pública y las nuevas generaciones.

Nuestros héroes de guerra merecen tenerlos siempre presentes, continuamente en el recuerdo desde donde podamos, no importa cuán grande o modesto como es este caso sea el homenaje, porque es una forma de ayudar a mantener encendida una llama que indique acá vivió un héroe de Malvinas. Interpreto también en este puntual caso, que fue una gran injusticia, el escarnio que ya ancianos el Almirante Büsser y su esposa Delia debieron soportar por el capricho y arbitrariedad de unos pocos. También como él, no pocos que han servido con honores a la Patria están en prisión, a la espera de un “Juicio” que nunca llega y seguramente nunca va a llegar con la transparencia y objetividad que debiera, ya que muchos de los que deberían rendir cuentas a la Justicia por su pasado “violento” hoy se encuentran libres o en la función pública, convertidos en sus “cancerberos”. Por lo tanto, considero que si la Justicia no es igual para todos, no es Justicia, es venganza; sostengo con firmeza lo opuesto a la represalia, ya es tiempo de “diálogo, promoviendo una apertura en nuestra sociedad con “perdón, reconciliación y unión” entre los argentinos,

El señor Almirante IM Carlos Büsser es uno de nuestros héroes de la Guerra de Malvinas que siempre deberíamos recordar; y me permito hacerlo concluyendo con las conmovedoras palabras que me hizo llegar en un pasado homenaje, quien reemplazara al Capitán de Fragata (PM) Pedro Giachino luego de su heroica muerte, me refiero al entonces 2do. Comandante del Batallón de Infantería de Marina N°1 – 1982 CFIM Oscar Victor Bulfon, que calificadamente lo sintetiza así: “Fue un gran infante de Marina, su característica esencial fue la humildad y la negación de la soberbia … era una gran persona … con cualquiera que hablara le decía “Señor” … aunque sea de menor jerarquía. Fue un excelente Comandante de la IM … el mejor Comandante de la IM”.

Señor Almirante IM VGM Carlos Büsser, descanse en paz y en libertad. Dios lo tenga a su lado!

     twitter DufourOscar

Share Button

Con Cristina en la ONU, Irán y Nisman vuelven a escena

Por Carlos Pagni |

Cristina Kirchner hablará hoy en las Naciones Unidas. El interés de su audiencia está centrado en un solo tema: la muerte de Alberto Nisman, el único episodio de la peripecia doméstica argentina que resulta atractivo para la opinión pública global.

El discurso será el primero que ella pronuncie allí después de la desafortunada desaparición del fiscal. Y el último que dirija a la Asamblea General. Siempre que no se cumpla el vaticinio de Estela de Carlotto y la historia la lleve otra vez a esa tribuna. O su velado deseo de que la elijan secretaria general.

La Presidenta siempre fijó en Nueva York su posición frente al atentado contra la AMIA. Empezó condenando a Irán; en 2010 llegó a acusarlo de proteger al terrorismo; en 2011 y 2012 anunció conversaciones con Mahmoud Ahmadinejad; en 2013 comunicó un acuerdo, y el año pasado se quejó de que no se lo hubieran cumplido. Este zigzagueo también genera expectativas.

De todos modos, aunque eluda referirse al final de Nisman, la memoria de ese trágico episodio la acompañará durante el viaje. Pasado mañana, en Newseum, el centro de exposiciones que el Freedom Forum tiene en Washington, se estrenará Los abandonados, un documental sobre el crimen de la AMIA, el entendimiento con Ahmadinejad, la denuncia de Nisman sobre ese acuerdo, el misterioso deceso del fiscal y la accidentada investigación para determinar si fue un suicidio o un asesinato. El director y productor del film es Matthew Taylor.

Hasta hoy sólo ha dado a conocer este adelanto:

De la mano de Taylor, Nisman vuelve al centro de una escena de la que jamás se retiró, en plena campaña electoral. Porque a partir del jueves Los abandonados estará disponible en Internet para el público argentino. La película ordena, a través de testimonios de políticos, fiscales y periodistas, las explicaciones que dominan el discurso opositor. Es, en rigor, un homenaje a Nisman.  Sigue leyendo Con Cristina en la ONU, Irán y Nisman vuelven a escena

Share Button

Felipe Solá un hombre de la Provincia de Buenos Aires

El candidato a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires Felipe Solá y su devoción mariana. Peregrinó a Lujan portando la Bandera Provincial. Galería de Fotos

LUJÁN | Por nuestra Redacción | Todos los años el último fin de semana de Septiembre, se realiza la peregrinación gaucha a nuestra madre la Virgen de Luján, que se entroniza provisoriamente al aire libre, sobre el Boulevard lindante a la Basílica.

Nuestra Editora Ejecutiva Fabiana Palazzo, ofició de corresponsal y nos hace llegar el testimonio fotográfico y nos detalla que siempre para esta fecha, se inicia una larga procesión a la ciudad de Lujan, que congrega a nuestros Círculos Criollos, grupos de amigos de distintos rincones de la Argentina, que engalanan la Festividad Mariana. Tropillas, carruajes antiguos, y la presencia peregrina de Uruguay, Paraguay, que con atavío típico dicen presente a la Patrona, la Santa Madre, dándole un color ecuestre a la devoción.

La organización corre por cuenta del Círculo Criollo “El Rodeo” situado en el Distrito de Moreno, y el Círculo Criollo “Martín Fierro” de la localidad de Jauregui – Luján. Siempre entre los presentes, se lo distingue entre otros a Felipe Solá, el candidato a Gobernador del Frente Renovador, esta vez portando la Bandera de la Provincia de Buenos Aires en representación del Círculo Criollo Martín Fierro, quien al pasar frente a la Santa Madre, le pide su bendición inclinando su cabeza, demostrando ser una cabal conocedor de nuestras tradiciones, siguiendo el camino de profesión de fe al que se encomendaron buena parte de nuestros próceres durante la época de la emancipación, que junto a otros líderes y caudillos de la independencia le tributaron a la Patrona de Argentina, la Virgen de Luján.

Share Button

El voto ‘no útil’

La teoría de la polarización parece desvanecerse y cada candidato deambula en su propio laberinto.

Por Roberto García |

Tal vez ni se mueva el medidor de temblores, pero cierta revisión1029_garcia.jpg_1853027552 conceptual provocan los datos de las encuestas. Hasta ahora, existía el criterio presuntamente fundado del “voto útil” a favor de Mauricio Macri para el último tramo de la campaña, la convicción de que los comicios se iban a polarizar por último y que el jefe de Gobierno, en un ballottage posterior, triunfaría sobre Daniel Scioli.

Buena parte de la propaganda macrista se inspiró en este fundamento. Aun cuando los mismos profesionales de sondeos advertían que la eventual herencia de Sergio Massa, sus votos, no estaban dispuestos a inclinarse en su totalidad por el ingeniero boquense, renuentes por las apreciaciones críticas de éste sobre el peronismo. Igual, el valor entendido era “voto útil” igual a Macri. Hasta ahora.

Sucedió el affaire Niembro, trabajado y alentado por el gobierno de Cristina hasta las últimas gotas de aprovechamiento, mientras Macri se hundía en dudas para decidir sobre su candidato, una defensa amateur del caso y una parálisis con riesgoso looping personal.

Complicada la salud de los aspirantes: a Scioli lo avasalla el estrés, se desequilibra, algunos hablan de desmayos y dolores reiterados de su añeja amputación, Massa duerme menos que Bernardo Neustadt y a Macri lo alela una situación imprevista, se deprime, golpea a lo ciego, cambia en el aire y hasta empezó a convencerse –con el peligro consecuente– de que la mandataria reina tiene una cuenta pendiente con él.

Mucho tiempo navegó sin ofenderla, cuidadoso en las denuncias hasta el extremo de sospecharse cómplice y tuvo, como premio, hasta el reconocimiento de que Ella lo prefería como sucesor a cualquier otro. Era lo que cualquier mortal observaba en la superficie. Sin embargo, algo ocurrió camino de la Presidencia que enajenó a Cristina.

Sin devolución. Más de un especialista sostiene que el postulante amarillo no correspondió favores, falta de empeño u omisiones de la Casa Rosada que le aliviaron el tránsito por la Justicia (recordar su comprometida causa de las escuchas, en la que pudo ser dañado). Poco agradecido. Tanto que ni siquiera reparó, se supone, en un tema básico: se distrajo por desidia o incompetencia del avance público que realizó su Policía Metropolitana con el juez Bonadio sobre el expediente Hotesur, que afecta a Ella y a su familia, casi un disparo al corazón K. Así lo entienden en la Corte.

Abunda el rumoreo sobre este episodio, intervenciones, quejas, disgustos, computadoras, documentos, retaliaciones que hasta facilitan la versión de que el caso Niembro fue el primer pago de una lista más extensa que baraja la inteligencia rentada del Gobierno contra el desatento Macri. Por no utilizar la palabra pícaro, que gastan en las inmediaciones de la dama.

Ciertos o no los trascendidos, Macri pareció suspender la campaña mientras de la escena desaparecían titilantes asociados, los radicales de Ernesto Sanz y la prosodia de Lilita Carrió. Habrá que presentar hábeas corpus. En el proceso, el ingeniero diluyó asesores, incorporó otros, escondió candidatos, ordena cuidar la palabra, designó nuevos voceros (de Rogelio Frigerio a Esteban Bullrich), habilitó en apariencia regueros de denuncias sobre pactos poco sustentables (Massa con Aníbal Fernández o Massa con el Grupo Clarín), como si el vidrioso pacto militar-sindical recitado por Alfonsín pudiera replicarse en esta década. Majaderías efímeras del desconcierto.

Increíble. Nadie puede creer que solamente por el affaire Niembro se produzca este terremoto en la interna del PRO ni que el mismo imputado piense que por azar sus anomalías de contrato alcancen judicialmente –ya en el fuero federal, con acciones de pasmosa eficacia y cayendo los trámites en el magistrado Casanello– alturas de lesa humanidad.

Aun así, para el gran público, estos acontecimientos no alteran su ritmo diario y, si se atiende a los mercaderes de encuestas, tampoco sus ánimos o voluntades: los guarismos de hace dos meses se mantienen intactos, casi graciosamente ninguno de los tres sube o baja, para dentro de un mes los aspirantes conservan un rango de modelo electoral dividido como si fuera un PBI: 40% para Scioli, 30% para Macri, 20% para Massa. O sea, provincia de Buenos Aires, Capital Federal y Tigre. Ninguno afuera de la contienda.

Habrá que observar si se altera esta descripción tripartita, no observada en otros comicios, cuyos montos reales son puestos a ojo y conveniencia. Scioli, encriptado por el cristinismo, ya ni sueña con trepar al 45%, a diferencia de su candidato a gobernador (Fernández), que se conforma con mucho menos por las exigencias constitucionales. Delicias de la democracia.

Uno busca votos de afuera, el otro se basta con los de adentro (de ahí su manifiesta vocación camporista). Macri ha enmudecido, no previó la consolidación de Massa y su eventual retraso con Scioli. Tarde descubre que el determinante “voto útil” en una pugna tan reñida, que estaba en su bolsillo, ahora es cuestionable. Aquel mensaje de que el ballottage lo iba a favorecer en un duelo con Scioli se ha vuelto provisorio ante la instancia de que quizá Massa ofrezca más garantías. Pero éste tampoco puede exhibir avales por un capital del que no dispone.

Los tres saben que del laberinto se sale por arriba, pero ninguno se desprende del peso que lo encadena abajo.

Share Button

Francisco revoluciona el mundo

Francisco, el Papa que le cambió al mundo la visión sobre la vida. Su humildad con los más poderosos, y ¿su primer milagro?

Por Oscar Dufour |                                    twitter DufourOscar

No voy a referirme al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre la primera potencia del mundo y la Isla del Caribe, cuyo régimen gobernado primero por Fidel y luego por su hermano Raúl Castro por más de cincuenta años, donde los analistas valoramos la capacidad del Papa Francisco al intervenir en este crónico conflicto, mediando en las negociaciones, con una injerencia extra clerical, en éste , como también en muchos escenarios de política internacional, reconocido por no pocos Jefes de Estado. Tampoco a la renuncia del congresista republicano John Boehner, quien no pudo contener sus lágrimas durante el histórico discurso de Francisco en el Capitolio, que seguramente cambió en su seno corazones y mentes. Y mucho menos a las revolucionarias reformas, acordes a los tiempos, que está realizando este Papa en la Santa Sede. El cambio profundo en el Banco Vaticano, de este Papa “que se ocupa de todo”, hasta de propiciar el aumento de participación de la mujer en la Iglesia Católica. Tampoco al equilibrio de los oficios pastorales y de Estado; suele escuchársele decir que un Papa debe estar al mismo tiempo en los dos lados, un Pastor que predique al tiempo que cuestionar a los Jefes de Estado y estar en constante diálogo con ellos. Mientras escribo estas breves líneas, Francisco está en Filadelfia, siendo ovacionado al brindar una clase magistral sobre la familia, pero me voy a ocupar simplemente del milagro que se le atribuye, la sanación de una bebe muy enferma, que se reveló en medio de la histórica visita de Su Santidad a Cuba y a los EEUU. Esta es su historia.

¿Milagro del Papa Francisco?

El lugar, la Plaza de San Pedro en Roma; los protagonistas, Lynn y Scott dos ciudadanos norteamericanos, que desde Arizona viajaron junto a sus hijos adolescentes y la pequeña Ave de tan solo tres meses. Una multitud esperaba al Papa Francisco, el motivo la canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, la lluvia era intensa pero todos se mantenían expectantes en sus lugares.

Al paso del Papa móvil, Scott el papá de la bebé Ave la levantó y personal del servicio secreto Vaticano la acercan a Su Santidad que la toma en brazos, la bendice, acaricia y besa, es una niñita que nació con síndrome de down, con graves problemas de salud y dos hoyos en su corazoncito. Hoy la ciencia médica se debate en una encrucijada, reconocen y no pueden brindar una respuesta que explique desde el dogma, que la pequeña Ave que ya tiene 20 meses, sea una niña sana. Conserva algunas dificultades auditivas y visuales, pero su corazón, el que hace casi dos años atrás la llevaba a una inminente muerte, está curado y hoy su contagiosa sonrisa, transmite feliz una pureza de alma.

En conclusión: Francisco, es el Papa al que se le atribuye un milagro, el Papa al que el cielo en el día de ayer en Nueva York, le sonrió con una docena de arcoíris, ante la mirada de miles y miles de personas, a medida que lentamente se dirigía al “Central Parck”, previo a la Santa Misa que celebrara en el “Madison Square Garden”. Es el Papa que vino del fin del mundo para poner en marcha un cambio global de alcances insospechados al revolucionar la Iglesia Católica, el que no se priva de reclamar lo que denomina las “tres T”; “Tierra, Techo y Trabajo para todos”, el Papa que al tiempo de bregar por la Paz mundial, se preocupa por las libertades, por la situación de los cristianos que son martirizados, y por el flagelo del terrorismo islamita.

Por lo tanto, Su Santidad el Papa Francisco, es consciente que algunas de sus actuaciones “levantan ampollas” en los sectores más conservadores de la Iglesia Católica, y también en los más extremos de otras religiones; no son pocos los compatriotas que con soberbia y minúscula mirada, pretenden livianamente marcarle la agenda. En consecuencia, los que debamos cambiar tal vez seamos nosotros, imitar su ejemplo, y con mucha humildad, la misma que él tiene con los más poderosos, realizar un esfuerzo por interpretar la amplitud de “sus señales”.

     twitter DufourOscar

Share Button