Para un peronista no es difícil votar a Macri sino decirlo públicamente

Por Guillermo Cherashny |                         Twitter guicherashny

Este fin de semana, el Frente Renovador emitió dos señales de apoyo a Mauricio Macri ya que, por un lado, Roberto Lavagna dijo que estaría en el espacio del cambio. Pero lo más importante fue que afirmó que una devaluación bien hecha no tendría por qué provocar un traslado a los precios y decimos importante porque hasta ahora Lavagna era muy reacio con los economistas del PRO en cuanto a liberar el cepo en un día, porque esto escondería una mega-devaluación. Sin embargo, sus recientes declaraciones marcan una gran distancia con los economistas de Daniel Scioli, quienes dicen que habría un inmediato traslado a los precios.

La ambigüedad ante todo

La segunda señal la dio Sergio Massa, el líder del Frente Renovador, quien reveló como primicia que estuvo dos horas con Cristian Ritondo, el futuro ministro de seguridad bonaerense, el cual mantiene desde hace un tiempo un contacto asiduo por indicación de Macri. De todas formas, Massa sostiene su ambigüedad con respecto a quién votarán los seguidores del Frente Renovador -que no son un bloque homogéneo- aunque está claro que manifiestan que están dentro del espacio del cambio. Sin embargo, el apoyo explícito que reclama el establishment nunca llegará, porque Massa y los principales dirigentes del Frente Renovador y UNA no quieren decir que votan a Macri porque quieren quedarse en el futuro con la conducción del peronismo. En caso de pronunciarse a favor de éste, serían denunciados como responsables de la derrota de Daniel Scioli.

     Twitter guicherashny

Share Button