Sergio Massa mantuvo un encuentro con el embajador de China Zou Xiaoli y acordaron «promover proyectos concretos» para el desarrollo



El ministro de Economía recibió a Zou Xiaoli. Ambos funcionarios destacaron la trascendencia de los tratados firmados para afianzar la cooperación bilateral, «como las oportunidades que se abren en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta». 


 

El ministro de Economía, Sergio Massa, recibió al embajador de la República Popular China, Zou Xiaoli; ocasión en la que reafirmaron la voluntad de ambos países de «articular estrategias que promuevan el desarrollo económico a partir de proyectos concretos».

Massa y Zou destacaron «la importancia de los instrumentos bilaterales vigentes» para afianzar la cooperación bilateral, «como las oportunidades que se abren en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta», según indicaron fuentes de la cartera de Hacienda.

Ambos funcionarios destacaron la trascendencia de los tratados firmados por Argentina y China, como el Acuerdo Marco de Cooperación Económica e Inversión, el Acuerdo Complementario de Cooperación en Infraestructura y el Plan de Acción Conjunta 2019-23.

«Mantuve un encuentro con el embajador de China, Zou Xiaoli. Repasamos los proyectos vigentes que tienen en la Argentina y avanzamos en nuevas oportunidades de cooperación que permitirían la llegada de nuevas inversiones al país, como la Iniciativa de la Franja y la Ruta», señaló Massa a través de un mensaje publicado en su cuenta de la red social Twitter.

Voceros del Ministerio de Economía indicaron que, «además de repasar el estado y el avance de las obras en ejecución», Massa y Zou dialogaron sobre «la conformación de un grupo de trabajo permanente con el fin de avanzar en la definición de proyectos prioritarios de infraestructura de interés mutuo, junto a otras alternativas de cooperación económica y comercial».

Asimismo, se comprometieron «a continuar trabajando para profundizar la vinculación financiera a través de diversos mecanismos como la ampliación del swap de divisas, alentar la llegada de más inversiones en sectores estratégicos como banca, minería, hidrocarburos, energías renovables, servicios, infraestructura y comunicaciones»

También abordaron la puesta en marcha de mecanismos destinados a «agilizar la apertura de mercados para que más productos de las economías regionales argentinas sean comercializados en China».

En relación con este último punto, los informantes de Economía sostuvieron que Massa y el embajador ponderaron «el notable incremento del comercio bilateral en los últimos 50 años».

En ese aspecto, recordaron que en el último trienio el intercambio promedió los USD 15.000 millones, y el ministro hizo hincapié en «la necesidad de encontrar un equilibrio en la balanza comercial» que en la actualidad es favorable para China, «como punto pendiente y central de la agenda bilateral».

En este sentido, Massa puso en valor la disponibilidad estratégica de Argentina en materia de energía, proteínas, minerales críticos y recursos humanos como activos clave para aumentar las ventas de valor agregado argentino hacia China.

El embajador, por su parte, hizo saber que la creciente clase media china, que asciende a más de 500 millones de personas, «está muy interesada en importar productos argentinos de calidad, al tiempo que mostró su interés en incrementar la cooperación productiva con el fin de aumentar el stock de bienes nacionales disponibles para abastecer al mercado asiático».

Para estos objetivos, «es necesario explorar también alternativas e instrumentos financieros bilaterales que permitan balancear los desequilibrios comerciales vigentes», destacaron Massa y Zou a modo de conclusión de este encuentro.

En una reciente entrevista conjunta con varios medios, Zou había asegurado que le «gustaría mucho» reunirse con Massa para analizar la relación económica bilateral y poner en marcha acuerdos y contratos suscriptos entre ambos países.

En ese encuentro con la prensa aseguró que Beijing «no busca el superávit» con la Argentina sino equilibrar el intercambio comercial «sobre la base de una balanza más importante», y reiteró la intención de integrar al país como nuevo miembro de «la gran familia de los Brics».

El diplomático definió la propuesta de sumarse al Brics como una prueba del «estatus importante» de la Argentina, que en 2022 cumplió 50 años de relaciones diplomáticas con la República Popular, y consideró que la inclusión en ese foro de economías emergentes permitiría «enriquecer aún más la asociación estratégica integral» que ambas naciones firmaron en 2014, para cooperar «en escenas más importantes y a niveles más altos».

Consultado sobre la balanza comercial entre ambos países, que este año muestra para la Argentina un déficit de unos U$S 7.000 millones, Zou atribuyó el desequilibrio a «las diferentes estructuras comerciales e industriales, así como a las relaciones de oferta y demanda», pero luego subrayó que China busca colaborar para ampliar la capacidad exportadora de Argentina, al igual que la competitividad de sus industrias y productos.

China es uno de los inversores más relevantes en la Argentina con un stock de Inversión Externa Directa de US$ 1.111 millones, aunque con una fuerte concentración en el sector bancario (74%), en comercio (10%) y en minería (10%).

 

© Grupo Agencia del Plata, todos los derechos reservados


 

Share Button