EL CLUB DE BARRIO COMO ELEMENTO DE CONTENCIÓN SOCIAL

INCLUSIÓN & CONTENCIÓN SOCIAL Una experiencia piloto, un recorrido por distintos Club de Barrio, con el objetivo de verlo convertido en un instrumento eficaz contra el flagelo de la droga. Iniciativa de gran utilidad como herramienta de inclusión y contención social

Por Oscar Dufour |                                            

El 2016 finalizó con una experiencia realmente enriquecedora, observar “in situ” como el Club de Barrio, en este caso el conurbano bonaerense, es un instrumento eficaz contra el flagelo de la droga, al permitir con iniciativas, la inclusión y contención social de una franja importante de jóvenes, que por distintas circunstancias se encuentran marginados de la sociedad en la que viven y se relacionan.

El papel de estas organizaciones, llevadas adelante y mantenidas con mucho sacrificio, no es nuevo. Lo novedoso masivamente en este siglo XXI que transitamos, son los factores emergentes, como la furiosa adicción a las drogas de un sector juvenil de la población, y consecuentemente en el mayor de los casos el delito en todas sus formas.

Por eso, mi grata sorpresa al observar la labor que desarrollan los Club de Barrio, en su mayoría administrados sanamente por vecinos que se destacan por el compromiso con sus semejantes, como es el caso de Enrique Mansanel (video) que Preside en el Distrito de Moreno, el “Club Social Parque del Oeste”. Organización que tomo como modelo no solo por la labor que desarrollan, sino además por la integridad de quienes son sus responsables. Es una de las entrevistas que realmente llenó mi alma.

Habrán observado en Enrique Mansanel un rostro y unas manos surcadas por duro trabajo, desde muy chico sin descanso, muy parco al expresarse. Que se contraponen con una noble esencia, un alma comprensiva, caritativa y solidaria; y fundamentalmente si se me permite la expresión, un “buey” a la hora de trabajar.

Voy a continuar en entrevistas sucesivas, intentar llevarles este Club de Barrio desde adentro, para de alguna manera poder acercarles no solo las instalaciones construidas desde la nada, sino también a sus actores, los jóvenes y también integrantes de la tercera edad, los abuelos que viven el día a día gracias a este Club, sintiéndose útiles y parte de la sociedad.

EN CONCLUSIÓN: El Club de Barrio plantado de esta manera, es sin duda no solo un valioso elemento de inclusión y contención social, sino además un punto de apoyo para el mejor desarrollo de proyectos, que al ponerlos en marcha, relacionen el valioso intento de erradicar la droga y bajar el elevado índice delictivo.

Los que quieran oír…que oigan

                

Share Button

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.