El Papa Francisco apoyó la unión civil: “las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia”


| Vaticano | Ley de convivencia civil. El pontífice planteó su respaldo a que haya una ley “de convivencia civil” para los gays. En 2018, ya había manifestado una postura similar en una entrevista.


 

|El papa Francisco renovó el apoyo a la unión civil entre personas del mismo sexo y planteó su respaldo a una ley “de convivencia civil” al reflexionar sobre el tema en un documental  (www.francescofilm.com) que estrenó este miércoles en el Festival de Cine de Roma, que repasa varios ejes de su pontificado.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso”, afirmó el Papa en el documental “Francesco”, del director ruso Evgeny Afineevsky.

Antecedentes

A fines de 2017, Francisco ya había planteado una postura similar en un libro de entrevistas publicado por el sociólogo francés Dominique Wolton, titulado “Política y Sociedad”.

“El matrimonio es la unión de un hombre con una mujer. Este es el término preciso. Llamemos a las uniones del mismo sexo ‘unión civil'”, sostuvo entonces Bergoglio.

En 2013, días después de ser elegido Papa, Francisco había brindado su apoyo a la unión civil en una llamada telefónica que le hizo al teólogo Marcelo Márquez.

“Me dijo ‘estoy a favor de los derechos de los homosexuales y en cualquier caso, también apoyo las uniones civiles de los homosexuales, pero creo que Argentina no está lista para el matrimonio legal'”, dijo Márquez entonces, sin ser nunca desmentido por el Vaticano.

Al regresar de su primer viaje fuera de Italia como Papa, Francisco se preguntó ante los periodistas que lo acompañaron a bordo del avión papal: “Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?”.

Más allá de no representar una novedad dentro de su historial, las palabras de Francisco sobre las uniones civiles sí se contraponen directamente con las de su antecesor, el papa emérito Benedicto XVI, quien antes de ser elegido pontífice había planteado que “el respeto hacia las personas homosexuales no puede en modo alguno llevar a la aprobación del comportamiento homosexual ni a la legalización de las uniones homosexuales” y rechazado “reconocer legalmente” ese tipo de uniones.

     
 

Share Button