Fabiola Yañez concretó la donación para la construcción del centro oncológico pediátrico “La Casita de Malen”


| Primera infancia | Donación. La donación permitirá construir el primer centro para albergar y contener a familias de bajos recursos de toda la zona sur de la provincia que necesitan recibir atención médica en la capital provincial.


 

|La primera dama y presidenta del Consejo Asesor de Primera Infancia, Fabiola Yañez, y la Fundación Pampa Energía concretaron la donación de materiales para construir la primera sede de la Asociación de Jóvenes por la Lucha contra el Cáncer Infantil “La Casita de Malen”, en San Rafael, Mendoza, que permitirá albergar a niños que sufran esta patología.

La donación se realizó mediante una videoconferencia de la que participaron Yañez; el presidente de la Asociación, Maximiliano Martínez; el director de la Fundación, Pablo Diaz; además de voluntarios y familias beneficiadas.

La donación permitirá construir “el primer centro para albergar y contener a familias de bajos recursos de toda la zona sur de la provincia que necesitan recibir atención médica en la capital provincial”, según se informó.

 

 

La Asociación de Jóvenes por la Lucha Contra el Cáncer Infantil nació en 2012 en homenaje a Malen Martínez, una niña de 4 años a quien le diagnosticaron cáncer y no pudo superar la enfermedad, luego de 6 años de lucha.

Así fue cómo su familia decidió crear la asociación, donde actualmente se asisten a muchas familias con niños que se encuentran atravesando tratamientos oncológicos.

Su sede, aún en construcción, tendrá espacios para consultorios y salas de contención familiar, un salón de usos múltiples para actividades recreativas y de capacitación para las familias y los niños.

“Es un privilegio haber podido compartir este tiempo con ustedes. Conocer la historia de Maximiliano, quien a partir del dolor de la pérdida de Malen, decidió embanderar esta causa y ayudar a tantas familias que están atravesando esta enfermedad”, afirmó Yañez en la videoconferencia.

La Primera Dama agregó: “Tu sueño Maxi, de tener La Casita se Malen, no es un sueño egoísta, sino colectivo porque al cumplir tu sueño, estarás abrazando a muchas vidas que están necesitando de este apoyo”.

En tanto, jóvenes voluntarios de entre 18 y 25 años forman parte esencial de la estructura de esta entidad sin fines de lucro, que también cuenta con la colaboración de voluntarios de la Fundación Pampa.

       
 

Share Button

Más notas de 5minutosdenoticias