Francisco: “Argentina es el País de las tantas oportunidades perdidas”

Su Santidad Papa Francisco, se refirió a la elecciones y dijo que la “Argentina es el País de las tantas oportunidades perdidas”.

Ciudad del Vaticano | Por Oscar Dufour | Esta semana, Francisco volvió a reiterar públicamente que para él, los peores males que aquejan al mundo en la actualidad son “pobreza, corrupción y trata de personas”; también se refirió a nuestro País y puntualizó que “se sintió usado por los políticos argentinos”.

El Papa Francisco, aludió concretamente a “políticos argentinos que pedían audiencia”, y a “Argentinos que cuando vieron un Papa Argentino se olvidaron si estaban a favor o en contra suya”. Es evidente, que en esta relación con la política vernácula, muchos compatriotas subestimaron a Jorge Bergoglio, con una visión tal vez pequeña y mezquina, donde mezclaron intereses y réditos personales por sobre las políticas de Estado. En cuanto a la política, Su Santidad consideró que “algo pasa”, ya que “Argentina es el País de las tantas oportunidades perdidas, pese a toda su riqueza y muchas posibilidades”.

Francisco fue todavía más a fondo, cuando a posteriori de referirse a los políticos y a la política, habló de los Argentinos en general, y dijo “no somos humildes, somos engreídos”, peguntó “¿Usted sabe cómo se suicida un Argentino? ¡Se sube arriba de su ego y de ahí se tira abajo!”, refiriéndose claramente a nuestra desmesurada manera de ser.

En tanto, en nuestro País y en sintonía con el Papa Francisco, el Arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli; y el Arzobispo de Mercedes y Luján, Agustín Radrizzani; tuvieron coincidencias con el mensaje, lanzado en ocasión de la fecha Patria del 25 de Mayo, pidieron dejar atrás las divisiones sociales y abogar por la pluralidad de opiniones en el País.

En una ceremonia religiosa, que comenzó en la Catedral de Buenos Aires alrededor de las 11 de la mañana, y en la Basílica de Luján más cerca de las 12 del mediodía; centraron su mensaje, en rechazar la “idea del adversario y el enemigo”, y pidieron con énfasis a las autoridades políticas, “gobernar con el olvido del propio interés y luchar con integridad moral contra la injusticia”.

A la luz de los acontecimientos, está más que claro, que es muy difícil “usarlo” a Francisco; seguramente es una lección, que no pocos deberían aprender.

Share Button

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.