LA DC BONAERENSE EXPULSÓ A SU PRESIDENTE. EN HORAS SE CONSTITUYE EL NUEVO CONGRESO PROVINCIAL

EXPULSIÓN La Democracia Cristiana bonaerense expulsó al Presidente partidario Claudio Matorras. Pese al hermetismo, supimos que más allá de las inasistencias a la Junta Ejecutiva Provincial lo acusan de tener el partido cerrado por más de un año y medio, generando la diáspora de militantes y dirigentes partidarios. EN HORAS SE CONSTITUYE EL NUEVO CONGRESO PROVINCIAL

Por Oscar Dufour | (*)                                        

No va más. Esa clara expresión de muchos dirigentes de la Democracia Cristiana bonaerense, define lo que se está viviendo en el seno del partido en la Provincia de Buenos Aires.

Desde nuestra redacción, intentamos comunicarnos con la dirigencia nacional democratacristiana para conocer sus opiniones, el único que formuló declaraciones fue el Presidente porteño, Dr. Carlos Traboulsi, quien señaló al respecto, “La Democracia Cristiana es un partido federal, donde cada Distrito es autónomo, y por respeto no corresponde que opine, ni me meta en el proceso de normalización que está llevando adelante la democracia cristiana provincial, donde es un tema que atañe exclusivamente a los bonaerenses”.

La pelea política interna viene de larga data, en especial de la elección de 2015, donde el ahora Diputado nacional (por la Provincia de Córdoba) Juan Brugge y el expulsado Presidente de la Democracia Cristina bonaerense, Claudio Matorras, intentaron llevar “el modelo Córdoba de partido” que es no permitir el ingreso de afiliados para que el partido no crezca, tratar de evitar reuniones, imponer medidas sin debate ni discusión. Es el mismo modelo que el desplazado Matorras quiso llevar en consecuencia a la Provincia de Buenos Aires, manteniendo el Partido cerrado por más de un año y medio, generando la diáspora de militantes y dirigentes partidarios, y que gracias al esfuerzo del entonces Vicepresidente Pablo Eliseo Vázquez (ahora flamante Presidente) y el Secretario General Néstor “Pacha” Parlagreco (ratificado en su cargo) que mantuvieron la llama viva, sin dejarse atropellar, logrando esta situación de reorganización y normalización partidaria. Pese al hermetismo, a horas de la constitución del nuevo congreso provincial, hablé telefónicamente con ellos. (Audios)

La realidad indica que el intento del Diputado nacional Juan Brugge y de su protegido político, Claudio Matorras, ha sido frustrado.

La estrategia de Brugge, fue colocar empleados en todo el País para quedarse con la conducción unitaria del partido; en eso fracasó por el accionar de los dirigentes y militantes democratacristianos, que no quieren renunciar a la convicción de la Democracia horizontal y participativa con liderazgos pero sin caudillismos.

“El expulsado ahora ex Presidente Claudio Matorras, tuvo varias causas judiciales donde fue sobreseído por el tema balances, ya que no bancarizó tiempo atrás, igual que en el presente, los fondos partidarios. La misma línea de acción lleva adelante –muy cuestionado– el Diputado Juan Brugge a nivel nacional, donde además supimos que la carta orgánica indica que tiene que hacer aportes a la Junta Ejecutiva Nacional de la Democracia Cristiana, -los empleados del congreso afiliados tienen que hacer aportes-, lo hacen en negro, y pese al reclamo de sus autoridades, no contestan.”

La personería nacional del partido Demócrata Cristiano se recuperó en abril o mayo de 2015, y la “mala acción” precedentemente denunciada del Diputado Brugge y Matorras, impidieron la reobtención de la personería en un Distrito electoral clave, como es la Provincia de Buenos Aires, dejando entonces al precandidato a Presidente de la Nación por el Frente UNA, José Manuel de la Sota, sin agrupación partidaria para la interna que finalmente consagró candidato al tigrense Sergio Massa. El tema no quedó ahí, ya que varios distritos bonaerenses que consideraban sus votos para obtener el triunfo de José Manuel de la Sota, pretendieron superar la coyuntura, y darle el andamiaje para traccionar la elección interna a de la Sota -caso Moreno, Lomas de Zamora, Luján, Zárate, Lanús, E. Echeverría, Mercedes, Escobar y Merlofueron rechazados por el Tribunal competente con la complicidad del tanden Brugge-Matorras.

Algunos dirigentes “off de record” especulando con lo sucedido hablan de una “trampa”, otros van más allá y sin vueltas subrayan la palabra “traición”. Lo concreto es que en Capital Federal las “malas prácticas” no pudieron hacer pie, por la conducción monolítica y democrática de Carlos Traboulsi sindicado como el futuro Diputado de la familia– tal vez el dirigente democratacristiano nacional con más consenso y peso político a nivel local, distinguido en la región y muy elogiado en Europa, particularmente en España y Alemania.

EN CONCLUSIÓN: A horas de constituirse el nuevo Congreso partidario provincial, se advierte, la mayoría partidaria de recuperación institucional. Ganó la voluntad y el coraje de los militantes, afiliados y dirigentes democratacristianos que no se dejan apabullar por el poder, y patotear por el autoritarismo.

Los vientos de cambio llegan a este sexagenario partido político, y con él una esperanza de un pensamiento social cristiano, con proyecto de transparencia, decencia y coraje.

Los que quieran oír… que oigan

[gview file=”https://5minutosdenoticias.com/wp-content/uploads/2017/02/Democracia-Cristiana-Provincia-de-Buenos-Aires-Expulsión-de-Claudio-Matorras.pdf”]

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias.com

                          

 
Share Button

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.