Macri y el suicidio de “Goyo” Centurión

El 19 de Diciembre de 2010, decidió quitarse la vida Gregorio Centurión, el entonces Secretario de Prensa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, encargado del manejo de la “pauta publicitaria”.

Por Oscar Dufour |                                      twitter DufourOscar

Cuando Elisa Carrió no era aliada de Macri, y en cuanta oportunidad que tenía lo criticaba, una de las legisladoras porteñas que pertenecía a su espacio político el ARI, Rocío Sánchez Andía, denunció en Octubre de 2010 al entonces Secretario de Comunicación de CABA Gregorio “Goyo” Centurión por los delitos de administración fraudulenta, malversación de caudales públicos y negocios incompatibles con su función. Esa causa penal fue iniciada por el Juzgado Nacional de Instrucción en lo Criminal N° 6, a cargo del Juez Gustavo Pierretti, y se investigaba a Centurión y a otros funcionarios de su área por el presunto favoritismo a empresas vinculadas con familiares y allegados, en la asignación de recursos presupuestarios por más de 20.000.000 de pesos.

Centurión era el encargado del reparto de la “pauta oficial”, la fuerte embestida del sector que respondía a Lilita y el impacto político que tuvo entonces en el seno del PRO, donde se le sumó una feroz interna con Marcos Peña, lo llevaron a una crisis de salud que desembocó a sus 52 años en una descompensación cardíaca. “Goyo” era un amigo de la infancia de Macri, con una relación que continuó a lo largo de su vida, afirman quienes lo conocieron que estuvo siempre en los momentos más importantes del hoy candidato presidencial y líder del PRO, y también vinculado a sus empresas, había sido Gerente de “SOCMA” y CEO de “CARAT INTERNACIONAL”, donde se sumaban el “golf” y las vacaciones en familia. Hoy, a quienes se los sindica como principales responsables, en vez de brindar explicaciones claras y concretas a la sociedad, haciéndose los distraídos miran para otro lado, como suele suceder cuando se presentan situaciones como la que por estas horas tuvo que afrontar Fernando Niembro, con una similitud en cuanto al “modus operandi” y a los fundamentos de la denuncia que enfrentó entonces Centurión que asombra, ya que se trataban de millonarias contrataciones directas, donde también estaban involucrados familiares y amigos de los denunciados.

Afirman algunos amigos de “Goyo”, que Macri a quien se reportaba directamente, le “soltó la mano” y al mes siguiente en Noviembre, fue separado de su cargo casi al tiempo en el que se libraban órdenes de allanamiento a la Secretaría de Prensa del Gobierno de la Ciudad en Bolívar N°1, diligencia que en la época pasaron casi desapercibidas en la opinión pública, y un hermetismo en su tratamiento que evidenció una fuerte protección de algunos medios de prensa. A los pocos días, luego de las continuas disputas políticas que mantenía con Marcos Peña y de una fuerte discusión con el líder del PRO, se sumerge en una fuerte depresión, y el 19 de Diciembre de 2010 a las 20 horas, “Goyo”, el amigo y compañero de colegio de Mauricio Macri, de un escopetazo en el rostro se quitaba la vida, y la causa judicial archivada.

     twitter DufourOscar

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.