Archivos de la categoría Militares

LOS FALSIFICADORES DE LA VERDAD: EL GOBIERNO NACIONAL DECIDIDO A MILITARIZAR LA SEGURIDAD INTERIOR

GIF

   

| ENTRE EL ABSURDO & LA REPRESIÓN | Volver al pasado de la mano de los falsificadores de la verdad. El Presidente Macri  derogaría el Decreto 727 del 2006 que limita el rol de las Fuerzas Armadas y con diferentes tecnicismos habilitaría a desplegar fuerzas militares en distintos puntos del País. El detonante es el rechazo y la potencial protesta de la sociedad argentina al acuerdo del Gobierno con el FMI

     Por Oscar Dufour | (*)        

El odio y el resentimiento de un importante sector de la sociedad argentina, pudo más a mediados de 2015 que la racionalidad, el sentido común y en consecuencia defender lo propio. En la actualidad una franja mayoritaria de ese sector que apoyó al Frente CAMBIEMOS que llevó a Mauricio Macri a la primera magistratura, se encuentra arrepentida y los principales analistas de opinión así lo reflejan en las recientes encuestas, que en un plano inclinado y progresivo subraya la caída de la imagen presidencial, una tendencia que con vistas al 2019 se anticipa como irreversible. Lo que no dicen es que el Gobierno Nacional se los llevó puesto a todos.

Un electorado mayormente incauto se dejó seducir por “propios y ajenos” en 2015, ante la promesa de “pobreza cero” y el “diálogo entre los argentinos” que nunca existió. Un “ardid” muy efectivo en tiempos de promesas de campaña que caducó el mismo día que Macri y Vidal asumieron sus funciones.  El acuerdo con el FMI, los decretazos, el veto, los tarifazos, los cientos de miles de despidos, el cierre de más de 10.000 comercios y Pymes, la destrucción de la industria nacional, la altísima inflación, la licuación del salario, las marchas y contramarchas de las medidas gubernamentales, la aficionada improvisación, el evidente hambre de muchos de nuestros conciudadanos; demuestran no solo su incapacidad como primeros mandatarios, sino que relevan de más pruebas. Como contracara el Gobierno está decidido a militarizar la seguridad interior.

La Ley exige gradualismo en medidas sensibles como el aumento de tarifas, pero el Gobierno del Presidente Mauricio Macri realizó sin anestesia, un ajuste salvaje en los servicios públicos y propició una suba en los alimentos imposible de abonar para una mayoría de los argentinos. Una “variable” que afecta gravemente la economía vernácula, que intenta defenderse con diferentes protestas, emergiendo de esta manera con un rol protagónico ante la ausencia de una oposición política unida y organizada, los movimientos sociales como la CTEP y gremiales como la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT, Camioneros, un amplio sector de las Centrales Obreras, y Sindicatos industriales como la UOM y el SMATA por citar los más representativos, numerosos  y que no han claudicado a la hora de defender los intereses nacionales y de los trabajadores. Junto con más ajuste, el Gobierno se apresta a reprimir la protesta.

Un escenario donde la respuesta del Gobierno del Presidente Macri y la Gobernadora Vidal es similar: “Vamos a responder con firmeza y límites democráticos”; que traducido al criollo significa “Vamos a reprimir al que se oponga”. Trascendió que el próximo lunes 23 de julio en un acto a desarrollarse en Campo de Mayo, el Presidente Macri anunciará la reestructuración de las Fuerzas Armadas, y las incorporará sin modificar la Ley de Seguridad Interior, con diferentes tecnicismos, a la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Una “pantalla” para desplegar fuerzas militares en distintos puntos del País.

Por un lado la opinión interna en el Ejército es mayoritariamente contraria a tener un rol militar, pese a la insistencia de los falsarios herederos del mitrismo. Por otro, “la militarización de la seguridad interior”, rompe no solo el límite que los militares vienen teniendo desde 1983 con una verdadera política de Estado más allá del color político del gobernante de turno, luego de la sangrienta dictadura que asoló a Argentina por más de una década, que encuentra en el presente a más de un millar de uniformados presos por delitos de lesa humanidad. Interpreto que la postura del macrismo es no entender cómo funciona un País y desconocer cómo articula una sociedad. 

El hombre suele enorgullecerse en saber cómo dividir el átomo, pero no ha aprendido a compartir su pan. Por lo tanto, todavía tenemos mucho pero mucho que aprender como sociedad, en especial nuestros circunstanciales gobernantes, ojalá todavía estemos a tiempo y podamos.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo 30. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

                   

 
Share Button

323 ROSAS EN LATITUD 55°24´S Y LONGITUD 61°32´W

   

| A 36 AÑOS DE SU HUNDIMIENTO | El 2 de mayo de 1982, nuestro Crucero A.R.A. Gral. Belgrano entraba en los mares de los cielos y la historia. 323 rosas en latitud 55°24´S y longitud 61°32´W

    Por Oscar Dufour | (*)           

Un sentido recuerdo a todos los que dieron su vida en defensa de nuestra Soberanía Nacional, y el detalle de los últimos momentos del Crucero A.R.A. General Belgrano para que tal vez logremos comprender con que intensidad nos golpearon en el medio del alma, los torpedos que explotaron bajo la línea de flotación, destacando el valor y la entereza de los sobrevivientes que lograron sobreponerse a tan dolorosa e indeleble experiencia.

 

RECORDÉMOSLO ASÍ

A principios de marzo de 1982, el crucero entró en fase de mantenimiento naval y a mediados del mismo mes, debido a los incidentes ocurridos en las Islas Georgias del Sur entre Argentina e Inglaterra, se ordenó el alistamiento de todos los buques de la Armada Argentina, entre ellos el “Gral. Belgrano”.

El 28 de marzo el grueso de la flota zarpó para llevar a cabo el desembarco en las Islas Malvinas, efectuado el 2 de abril de 1982. El crucero “Gral. Belgrano” no participó de esta misión, ya que todavía estaba en reparaciones con importantes equipos desarmados, quedando completamente operativo en la primera semana de abril.

El 6 de abril arribó a Puerto Belgrano la flota que había participado en las operaciones de las Islas Malvinas.

El 16 de abril el “Gral. Belgrano” zarpó hacia el teatro de operaciones con una tripulación de 1093 hombres, compuesta por 56 oficiales, 627 suboficiales y marineros, 408 marineros conscriptos y 2 civiles cantineros; al mando del Capitán de Navío Héctor Elías Bonzo.

Cabe destacar el concepto de lealtad al buque que expresaron los 2 cantineros, los cuales decidieron seguir en el buque a pesar de no tener la obligación de permanecer a bordo en caso de guerra (los 2 hermanos Ávila murieron en el buque).

Como grupo de tareas 79-3 al buque se le asignaron las siguientes tareas: 1) Defensa de la línea de costa ante eventuales intentos de desembarco. 2) La vigilancia de los accesos sur al teatro de operaciones. 3) La intercepción de naves enemigas.

El día 19 de abril de 1982 se realizaron ejercicios de tiro sobre rocas del lado sur de la Isla de los Estados con todas las armas, empleando munición de combate.

Después del 20 de abril se conoció la definitiva constitución de las fuerzas navales inglesas, compuestas por 123 unidades de todo tipo, también se conoció por la inteligencia argentina la zarpada de varios submarinos nucleares y convencionales hacia el teatro de operaciones Malvinas.

El 22 de abril el crucero entró al Puerto de Ushuaia para reaprovisionamiento de combustible, víveres y municiones.

El buque zarpó el 24 de abril a las 8:00 hs. Porque se recibió información que desde el Océano Pacífico se acercaba lo que podría ser el primer objetivo del crucero, una fragata y un buque logístico inglés, que según informaciones de inteligencia habían cruzado el Canal de Panamá días antes.

El 28 de abril se reunieron con el “Gral. Belgrano”, al norte de la Isla de los Estados, los destructores “Piedra Buena” y “Bouchard” ambos armados con misiles Exocet “MM38”, el petrolero “Puerto Rosales” y el aviso “Gurruchaga” que conformaron el grupo de tareas 79-3.

El 29 de abril el HMS “Conqueror” (submarino de propulsión nuclear) al mando del Capitán Christopher Weford Brown, llegó a la zona de patrullaje entre las Islas Malvinas y la Isla de Tierra del Fuego.

El 1º de mayo de 1982 Inglaterra inició las hostilidades sobre Malvinas, bombardeando la pista de aterrizaje en la madrugada, seguido de cañoneo naval sobre las posiciones argentinas. Argentina replicó con ataques aéreos que produjeron graves daños en varias unidades navales enemigas. Ese día el “Gral. Belgrano” completó el reaprovisionamiento de combustible en alta mar y con su helicóptero “Alouette III”, se dedicó a buscar buques enemigos más allá del horizonte radar; si bien el crucero tenía un radar cuyo alcance era de 100 Km, debía encenderse solo en cortos períodos por pocos segundos para no ser detectado.

Por la mañana del 1º de mayo el submarino “Conqueror” confirmó por su periscopio lo que en la noche habían detectado en sus sonares, la figura inconfundible del Crucero A.R.A. Gral. Belgrano; pero aún no tenían orden de atacarlo.

El submarino comenzó a seguirlo a una distancia y una profundidad que lo hacían indetectable para los equipos electrónicos de los buques argentinos. El “Gral. Belgrano” navegaba hacia el este, la razón de este rumbo era realizar desde el sur un ataque a la flota inglesa, estacionada al este de las islas, junto con otro grupo de tareas encabezado por el portaviones A.R.A. “25 de Mayo”, que atacaría desde el norte conformando así un ataque en pinza.

La noche del sábado 1º de mayo el crucero siguió su rumbo este pasando por el borde sur del Banco Burwood con mar bravo surcando olas de 8 metros, en constante alerta ya que se había entrado en el radio de acción de la aviación enemiga; y navegando en zig-zag.

Al comenzar el día 2 de mayo se envió a los destructores un mensaje que dispuso adoptar, a partir de las 05:30 hs., rumbo en dirección a la flota enemiga, pero faltando poco para esa hora se recibió un mensaje del comando superior cambiando el rumbo hacia el oeste, en dirección a un área de espera.

Al amanecer el cielo se presentó con grandes nubarrones que, junto al barómetro que seguía bajando, presagiaban un temporal en el curso del día. A media mañana del domingo 2 de mayo el buque salió del radio de acción de la aviación enemiga, y se ordenó a la tripulación pasar de la condición de “Combate” a “Crucero de Guerra”.

A las 16:00 hs. continuaba el mal tiempo con fuerte viento, pero a pesar de ello se proseguía con los adiestramientos y los artilleros de la torre Nº 2 buscaban blancos en el horizonte.

A las 16:01 hs. una poderosa explosión sacudió al buque, cesó la energía y la iluminación; y cuando parecía que el buque se elevaba en el aire, se produjo una segunda explosión proveniente de la proa. El submarino “Conqueror” había atacado, lanzando 3 viejos torpedos “MK8” de la 2º Guerra Mundial (uno de ellos no impactó en el buque), echando así por tierra todas las negociaciones en camino para cesar las hostilidades. Inmediatamente comenzó la inclinación a babor, los sistemas de generadores del buque quedaron inutilizados por la explosión del primer torpedo en la sala de máquinas de popa; todo el personal de las cubiertas inferiores debió dirigirse a su puesto de abandono asignado. El buque tenía 72 balsas salvavidas (con capacidad para 20 personas cada una), de las cuales 62 eran necesarias y 10 de reserva.

A las 16:10 hs. y a razón de 1 grado por minuto, el buque ya estaba escorado a babor 10 grados, por lo que se arrojaron las balsas al agua que se abrieron automáticamente.

A las 16:13 hs. se estabilizó la inclinación y creó la esperanza de que el buque se mantendría a flote, por lo que muchos marinos bajaron a cubiertas inferiores para socorrer a heridos, nadie posible de ser socorrido quedó sin asistencia; por el contrario, varios dieron su vida para ofrecer ayuda a sus compañeros y en ningún momento se produjeron reacciones de pánico o desobediencia.

A las 16:18 hs. la inclinación llegaba a 20 grados y el borde de cubierta de babor estaba a ras del agua.

A las 16:23 hs. las balsas de babor estaban a nivel de la borda y las de estribor estacionadas varios metros debajo de la cubierta, junto al casco. Después de la tensa espera, cuando ya no quedaba alternativa posible, el Capitán dio la orden que ningún marino desearía dar jamás “Abandonar el Buque”. Los heridos fueron los primeros en ser trasladados a las balsas y las que estaban pegadas al casco en la banda de estribor, y que el viento les dificultaba despegarse, fueron arrastradas por un bote de goma a motor, tripulado por tres hombres. Muchos debieron tirarse al agua para ingresar a las balsas (el lapso que una persona podía permanecer con vida en esas aguas heladas, no pasaba de 5 minutos), por lo que, algunas balsas quedaron sobrecargadas con 30 personas y otras con no más de 3. La popa sumergida y la gran escora podían terminar en una vuelta de campana que posiblemente formando un vacío, arrastrara a las balsas más cercanas.

A las 16:40 hs. el Capitán se arrojó al agua siendo el último hombre con vida a bordo.

A las 16:50 hs. la escora era de 60º, preanunciando el hundimiento. Muchos ojos nublados por las lágrimas fueron testigo de los últimos minutos del crucero “General Belgrano”. ¡VIVA LA PATRIA! – ¡VIVA EL BELGRANO! Fueron las voces que despidieron al crucero al sumergirse su proa a las 17:00 hs. La nobleza en la vida de este gran buque también estuvo presente este día; esperó que se completara el abandono y cuando las 9.000 toneladas de agua que embarcó lo tumbaron definitivamente, giró suavemente hacia las profundidades sin afectar a ninguna balsa, hundiéndose para siempre con todo el Honor que distinguió a tan querido buque.

EL RESCATE Las balsas, algunas unidas por cabos, comenzaron a alejarse lentamente impulsadas por el viento y la corriente marina. A las 19:00 hs. del 2 de mayo se desató el preanunciado temporal, cortándose los cabos que unían algunas balsas. A las 21:00 hs. el temporal llegó a su máxima fuerza con olas de 10 mts. y vientos de 100 km/h.

Las olas que caían sobre las balsas aplastaban a los hombres contra el piso, algunas dieron vueltas de 360º, para luego recuperar su estabilidad.

Con viento tan fuerte los cierres de las puertas de las balsas se rompieron y el aire helado entraba a las mismas con una sensación térmica exterior de -20º C, debiendo turnarse cada 15 minutos para cerrar con las manos las entradas de aire.

Afortunadamente, la mayoría de las balsas tenían entre 10 y 32 hombres y así mantenían la temperatura interior cercana a 10º C; sólo en una balsa había dos tripulantes y ambos fallecieron.

Cuando llegó el deseo de orinar se usaron las bolsas recolectoras de plástico, que en lugar de arrojarlas al mar, se usaban como bolsa de agua caliente para asistir a los más débiles. En la mañana del 3 de mayo el viento disminuyó y los tripulantes abrieron las latas de caramelos de glucosa y las de agua.

A las 9:00 hs. el avión “Neptuno 2P111” de la Armada Argentina divisó una mancha de petróleo que orientó la búsqueda de las balsas, las cuales fueron divisadas por el mismo avión a las 13:00 hs., y a 100 Km. del lugar del hundimiento.

A las pocas horas arribaron los buques de rescate, cuya labor continuó durante la noche y las últimas balsas fueron rescatadas el 4 de mayo.

Participaron del rescate el “A3 Aviso Gurruchaga” que recogió 365 tripulantes, el “B1 Buque Polar Bahía Paraíso” que recogió 88 tripulantes, el “D26 Destructor Bouchard” que recogió 64 tripulantes y el “D29 Destructor Piedra Buena” que recogió 276 tripulantes.

Las operaciones de búsqueda continuaron hasta el día 9 de mayo, verificando que no quedara ningún tripulante vivo o muerto sobre la superficie del mar.

CONCLUSIONES Los buques recogieron 793 tripulantes de los cuales 23 fallecieron, los 770 sobrevivientes marcan una de las operaciones de búsqueda y rescate más extraordinarias de la historia de la navegación; dadas las condiciones del mar donde se produjeron.

El 84% de las bajas (272) se produjo por el efecto inmediato de los torpedos.

El 9% de las bajas (28) corresponde a desaparecidos a partir del abandono del buque.

El 7% de las bajas (23) fue recuperado muerto o falleció en el continente.

El total de bajas fue de 323 tripulantes. 323 rosas en latitud 55°24´S y longitud 61°32´W. Dios los tenga a su lado.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo30. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

                   

 
Share Button

EL JUEZ RAFECAS DETUVO A TRES REPRESORES IMPLICADOS EN LA DESAPARICIÓN DE LA MADRE DE LOS HERMANOS GARCÍA

LESA HUMANIDAD Por orden del Juez Federal Daniel Rafecas, fueron detenidos esta semana tres ex militares acusados por el secuestro y la desaparición de la ciudadana española Rocío Ángela Martínez Borbolla, madre de los periodistas Camilo y Bárbara García. Los represores actuaban bajo el amparo del Regimiento de Infantería Mecanizada 6 (RIM6) de Mercedes BA

                                                                                       

Un cable de la agencia TELAM, señala que todos los militares detenidos integraron un “grupo de tareas” del Regimiento de Infantería Mecanizada 6 (RIM6) de la ciudad de Mercedes BA, y la causa por 32 desapariciones, entre ellas las de Rocío y Tato su pareja -vinculadas a la cruenta caída de una imprenta del PRT-ERP en San Andrés tres días antes- la tramita el Juez Federal Daniel Rafecas, quien ordenó las capturas.

QUIENES SON LOS EX MILITARES DETENIDOS

“El martes, cuando se cumplían 41 años de la desaparición de Rocío -docente, cofundadora de CTERA y editora del periódico clandestino ‘El Combatiente’ (del Partido Revolucionario de los Trabajadores) fueron detenidos el teniente coronel (R) Luis Felipe Fernández Bustos (que era al momento de producirse los hechos el segundo jefe del RIM6) y el capitan (R) y ex diputado nacional (por el extinto MODIN riquista) Emilio Pedro Morello.

Al día siguiente se entregó a la justicia el mayor (R) Guillermo Eduardo Cogorno (quien sería hijo del general de brigada post mortem Oscar Lorenzo Cogorno, fusilado por la ‘Revolución Libertadora’ el 10 de junio de 1956).

El jueves al mediodía, en su domicilio de Gonnet -sobre la calle 23 entre 480 y 490- el coronel (R) Alberto Francisco, también requerido por el Juez Rafecas, vistió su uniforme blanco de gala y se disparó en el pecho con un revólver Colt Cobra 38. Gravísimo fue internado en el Hospital San Roque de aquella localidad platense.

Un quinto imputado, el coronel (R) Serapio Eduardo del Rio, ya había sido detenido en Tucumán en octubre del 2015 por crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino “el Vesubio””

Así informó a Télam el abogado Pablo Llonto, representante legal de los hermanos García en este expediente. En tanto Bárbara García que desde los dieciséis años no ha dejado de indagar acerca del paradero de su madre, señaló “Que los hayan arrestado es un hecho único, nadie lo puede creer. La noticia del arresto fue una sorpresa para la familia por los momentos políticos que vive el país ya que no se nos ha facilitado nada, ni bases de datos ni ADN”. Además dijo que el principal motor que tuvo su hermano Camilo para ser presentador de televisión fue “ver si mamá estaba viva y lo reconocía”.

      
Share Button