EL PAPA FRANCISCO Y SU CRUZADA CONTRA LA CORRUPCIÓN ESTRUCTURAL

HONESTIDAD vs. CORRUPCIÓN  En la vida existen 2 caminos, ¿cuál eliges tú? Así se refirió el Papa Francisco en el dominical Ángelus cuando nuevamente advirtió del peligro de caer en la corrupción. Su cruzada contra la corrupción estructural.

Por Oscar Dufour |                                            twitter DufourOscar

CIUDAD DEL VATICANO Cuando el 13 de marzo de 2013 el entonces Padre Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, ocupó el sillón de Pedro convirtiéndose en el Papa Francisco, el primer Pontífice originario de América y el segundo no europeo, estaba la certeza que por su humildad, su adhesión a la opción preferencial por los pobres, -principio que abarca a los marginados y sufrientes de distinta extracción-, brindaría nuevos aires a la Iglesia Católica y renovaría de esta manera la Fe y esperanza de sus más de mil millones de fieles alrededor del mundo, Francisco es el Papa que anima a cambiar las estructuras sociales corruptas.

Nota relacionada:
El Papa Francisco contra la mafia y la corrupción

Desde los comienzos de su Pontificado, el compromiso de diálogo del Papa Francisco con personas de diferentes orígenes y credos, y el cambio que propinó a la Iglesia Católica con una “revolución pacífica” donde su principal arma es un lenguaje directo y sencillo, un conjunto de elevados valores que conforman una natural estrategia siempre acompañada por gestos de apertura que sumados a sus palabras tolerantes provocan una reacción similar en sus interlocutores, me estoy refiriendo a los “poderosos”.

Como Jefe del Estado Vaticano, Francisco predica con el ejemplo, es el Papa argentino “venido del fin del mundo” como se autodefinió, el que prometió pocos días después de su elección una “Iglesia pobre para los pobres” y cumplió, donde en su entronización la presencia de numerosos Jefes de Estado de América Latina, constituyó un hito histórico para la región y un logro diplomático para la Santa Sede, que merecidamente ha valorado el potencial que representa América Latina para los intereses de la Iglesia Católica.

SU CRUZADA CONTRA LA CORRUPCIÓN ESTRUCTURAL

El Papa Francisco con su inesperada revolución, batalla “a cielo abierto” a favor de la reforma de la desacreditada Curia Romana y de sus controvertidas finanzas, acusada de corrupción y blanqueo de dinero. Ya en junio de 2014, reafirmaba su cruzada contra la corrupción y se preguntaba ¿Quién paga la corrupción? ¿Quién te paga la comisión? No, esto es lo que hace “el intermediario”, respondió, “la corrupción en realidad la paga el pobre”. En octubre de ese mismo año, arremetió nuevamente y lanzó una fuerte condena señalando “es un proceso de muerte que se ha vuelto habitual en la sociedad, es un mal más grande que el pecado”.

Su visita a la ciudad de Turín a mediados de Junio 2015, fue el escenario del Ángelus brindado en  Plaza Vittorio, donde el Papa Francisco ante una multitud presente, con firmeza llamó a darle la espalda a fenómenos tales como la idolatría del dinero, la mafia o la corrupción; señalando entonces “estamos llamados a decir no a la corrupción, tan difundida que parece una actitud, un comportamiento normal; pero no con palabras, sino con hechos; no a los acuerdos mafiosos, a las estafas, a los sobornos y este tipo de cosas”.

Casi un mes después en su visita pastoral al Paraguay, el 10 de julio de 2015, el Papa Francisco “embistió” una vez más contra la corrupción “es la gangrena de un pueblo” expresó; donde también puso en agenda un nuevo flagelo apuntando al narcotráfico, recalcando que es un fenómeno que se repite en todos los pueblos del mundo. En Febrero de 2016  el Papa Francisco lo volvió a denunciar ante el Episcopado mexicano. En la bula de convocatoria al Año de la Misericordia, el Papa Francisco reveló “que el llamado a la conversión llegue también a todas las personas promotoras o cómplices de corrupción”.

En la Audiencia general del 2 de marzo de 2016, el Papa Francisco lanzó un nuevo golpe con una condena pública a la corrupción, advirtiendo “la Iglesia no necesita dinero ensangrentado” al poner el foco en las ofrendas que llegan por culpa de la explotación, la trata y la esclavitud moderna.

En el documento “Bicentenario de la Independencia. Tiempo para el encuentro fraterno de los Argentinos” presentado el 12 de mayo de 2016, la Conferencia Episcopal Argentina -con una clara y confesa inspiración en el Papa Francisco– dice que la corrupción no es sólo un problema personal que atañe al corrupto, sino que alcanza a toda la sociedad.

En la cumbre de Jueces y Fiscales contra la trata de personas y el crimen organizado llevada a cabo en el Vaticano el 3 de junio de este año, el Papa Francisco alentó a la honestidad, y cuestionó duramente a los que prestan protección a la corrupción. Entonces, Su Santidad ante 100 Jueces y Fiscales del mundo -40 eran argentinos- envió un fuerte mensaje contra la corrupción, respaldó a los magistrados y ratificó que la Iglesia debe meterse en la alta política.

Este domingo 18 de septiembre, el Papa Francisco al presidir en Plaza San Pedro el Ángelus aseguró que solo existen dos caminos, el del mundo o el del Evangelio, el de la honestidad o el de la deshonestidad, y habló nuevamente del peligro de caer en la corrupción. Sin vueltas entre otros conceptos Francisco expresó “alguno se comporta con la corrupción como con las drogas: piensa poderla usar y dejarla de usar cuando quiera pero también la corrupción produce adicción, y genera pobreza, explotación, sufrimiento”.

EN CONCLUSIÓN: Algunas de estas ideas y expresiones, reaparecen en las homilías de los Tedeums que pronunció el Papa Francisco siendo entonces Arzobispo de Buenos Aires, demostrando una perseverancia y racionalidad fuera de lo común en su testimonio contra la corrupción estructural.

La analogía de los esfuerzos del Papa Francisco se evidenció en su discurso de diciembre de 2014, dirigido a la curia romana acerca de los quince males curiales. También cuando manifestó un motu proprio sobre el ordenamiento de las finanzas de la Santa Sede. Desde el primer día de su Pontificado, el Papa Francisco limpia su casa, al tiempo que lanzó bajo el signo de los tiempos su cruzada contra la corrupción estructural en el mundo.

En definitiva, solo se trata de valores.

Rezamos por vos!

Los que quieran oír… que oigan

     twitter DufourOscar             Twitter 5minutosdenoticias

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.