Archivo de la etiqueta: Carlos Zannini

El Procurador Zannini pidió la nulidad del fallo que suspende la quiebra del Correo



La presentación realizada por el Procurador General de la Nación Carlos Zannini, solicita que se anule la sentencia que suspendió el trámite de la quiebra de la empresa de la familia Macri. “No es más que un nuevo artilugio dilatorio», se señala en el escrito.  Seguir leyendo El Procurador Zannini pidió la nulidad del fallo que suspende la quiebra del Correo

Share Button

Carlos Zannini solicitó que se extienda la quiebra del Correo Argentino SA a las empresas del grupo Macri «Socma» y «Sideco»


El organismo, a cargo de Carlos Zannini consideró que “Socma Americana ejercía el control en la toma de decisiones de Sideco Americana y, en consecuencia, ejercía también el control sobre Correo Argentino a través de aquella”. 

Seguir leyendo Carlos Zannini solicitó que se extienda la quiebra del Correo Argentino SA a las empresas del grupo Macri «Socma» y «Sideco»

Share Button

Carlos Zannini: «Vamos a solicitar la extensión de la quiebra del Correo a Socma»


En el marco de la quiebra del Correo Argentino SA decretada por la justicia comercial, el procurador del Tesoro anticipó que el Estado va a «solicitar la extensión de la quiebra de Correo a Socma», ambas empresas del grupo Macri.


 

|El procurador del Tesoro, Carlos Zannini, anticipó este martes que el Estado va a «solicitar la extensión de la quiebra de Correo a Socma», luego de que el lunes la justicia comercial decretara la quiebra del Correo Argentino SA, una empresa del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje.

«Me pongo muy contento por la declaración de quiebra. Esta gente ha demostrado mucha capacidad para dilatar el cumplimiento de sus obligaciones», dijo Zannini esta mañana en declaraciones emitidas a El Destape Radio y agregó: «Yo simplemente estoy interesado en recuperar los 300 millones de dólares que el Correo le debe al Estado argentino».

El procurador explicó que «ahora el síndico tiene que elaborar un informe con plazo para el 1 de noviembre de este año, y ahí aconsejar a la jueza la extensión de la quiebra a Socma, yafirmó que la intención del organismo que encabeza es proceder en ese sentido.

Este lunes, la justicia comercial decretó la quiebra del Correo Argentino SA, una empresa del Grupo Macri, tras dar por fracasado el proceso de salvataje, al entender que la oferta realizada por la compañía postal «solo representaba el 100% de la deuda a los ojos de la propia empresa», pero «no abarcaba el valor actual de la misma».

La jueza en lo Comercial Marta Cirulli tomó la decisión luego de que fuera rechazada una nueva propuesta de la empresa postal que no satisfizo el interés del Estado Nacional, acreedor Categoría A, según surge del fallo de 44 páginas.

En su fallo, la jueza recordó que, de las seis firmas que se presentaron al salvataje, solo el propio Correo Argentino S.A. «mantuvo el interés de seguir con el trámite», y párrafos más adelante explicó que la oferta realizada no satisfizo a los acreedores necesarios como para prosperar.

La última oferta del Correo privado consideraba que el valor de la deuda con el Estado ascendía a mil millones de pesosmientras que los cálculos elaborados por la fiscalía, el propio Estado y por la Dajudeco -oficina que depende de la Corte Suprema- señalan queel valor real de la misma es más de cinco veces mayor.

Zannini se refirió a la carta publicada por Macri

En sus declaraciones de este martes, Zannini se refirió también a la carta publicada el domingo por el expresidente donde denunciaba que él y sus hijos eran «víctima de persecución política» por medio de un «acto» ejecutado «a través de Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini».

«He hablado poco para que Macri no aproveche para decir que fue una persecución», explicó Zannini, quien calificó como «muy fuertes» las «amenazas» del expresidente a Cirulli y a la fiscal de la causa Gabriela Boquín en su carta.

Asimismo, dijo que el «apoyo del bloque de Juntos por el Cambio (JxC)» a Macri es una “estrategia para fingir una persecución política”.

En rigor, ni Macri ni sus hijos figuran en la actualidad como accionistas de SOCMA, la empresa controlante del Correo de ese grupo familiar.

Según el último balance presentado por la empresa en enero del 2020, los accionistas son Gianfranco, Mariano y Florencia Macri; hermanos del expresidente, y sus sobrinos Rodrigo y Franco Valladares, hijos de Sandra.

Tres hijos del expresidente habían recibido sus acciones pero las vendieron a Gianfranco cuando estalló el caso del Correo Argentino S.A., en una operación que fue cuestionada el año pasado por Mariano Macri, según pudo reconstruir esta agencia.

«El caso Correo no termina acá», sostuvo Zannini y llamó a «tener cuidado con el optimismo».

En este sentido, el funcionario dijo que «no subestima» la «capacidad de los abogados de Macri para alargar cualquier proceso» y recordó que el proceso de salvataje del Correo «empezó en marzo del 2010» y «pasaron 11 años hasta que ayer se decretó la quiebra».

«Cuando Néstor Kirchner como presidente tomó la decisión de reestatizar el Correo en el 2003, los medios de comunicación dijeron que le habían quitado el Correo a Macri y no que era él quien se lo había quitado a los argentinos. Con esas armas estamos enfrentando una situación muy compleja», advirtió.

     


 

Share Button

La Procuración del Tesoro solicitó ser querellante en la causa por la deuda generada por el expresidente Macri con el FMI


| FMI | Procuración del Tesoro. El pedido tiene que ver sobre si existió «administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública» por parte del expresidente Macri, luego de la denuncia que había sido presentada por el titular de la Oficina Anticorrupción.


 

|La Procuración del Tesoro Nacional, que encabeza Carlos Zannini, solicitó ser tenida como querellante, en representación del Estado, en la causa que investiga si existió «administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública» de parte del expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios en el endeudamiento del país con el FMI.

La denuncia había sido presentada por el titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Félix Crous, ante el juzgado federal número 5 y sostenía que a través de la violación de una serie de normas el gobierno de Macri había contraído una millonaria deuda con el FMI cuyo monto, además, era idéntico al de la cifra de dólares que se habría fugado en el mismo período de tiempo.

 

«Vengo a solicitar que el Estado nacional sea tenido como parte querellante en las actuaciones antes individualizadas, a fin de que se esclarezcan y en su caso se sancionen, conductas que prima facie comprometerían la responsabilidad del ex presidente de la nación, ingeniero Mauricio Macri» y de sus exministros y expresidentes del Banco Central de la República Argentina, Nicolás Dujovne, Luis Caputo, Federico Sturzenegger y Guido Sandleris, dice la presentación.

 

El texto lleva la firma de Zannini y del subprocurador del Tesoro de la Nación, Horacio Diez, quienes señalaron que «a través de la violación de múltiples normas legales y reglamentarias se asumieron obligaciones de orden financiero que comprometieron el crédito de la República por un importe del orden de los 44.5 millones de dólares estadounidenses».

Los representantes de la pretensa querella señalaron que según la información y antecedentes aportados por el Banco Central de la República Argentina y por la Sindicatura General de la Nación «un monto de moneda extranjera similar al de la totalidad de los desembolsos efectuados por el FMI fue adquirido, en el mismo periodo, por personas jurídicas y humanas, para concretar inmediatamente la formación de activos externos de la libre disponibilidad (comúnmente edificada como ‘fuga de divisas)».

En su presentación ante el juzgado que conduce la jueza María Eugenia Capuchetti, Zannini y Diez remarcaron que «la pretensión estatal de dirigirse en querellante de modo alguno tiene por finalidad impulsar la criminalización de la política económica que desarrolló la gestión gubernamental iniciada el 10 de diciembre de 2015».

«En el caso del último endeudamiento asumido por la nación con el Fondo Monetario Internacional se presentan conductas que, en principio, resultarían reprochables en términos penales», señalaron.

Tal como fue anticipado en la denuncia de la Oficina Anticorrupción, los pretensos querellantes aseguraron que «existen elementos de juicio que fundadamente permiten atribuir a los funcionarios del gobierno argentino responsable de las operaciones celebradas con el FMI el incumplimiento de múltiples normas de orden público de naturaleza constitucional y administrativa».

El acuerdo con el FMI -aseguraron- «fue celebrado prima facie en violación a normas procedimentales y de asignación de competencias, circunstancia que vicia desde el punto de vista jurídico lo actuado por funcionarios del gobierno argentino intervinientes en la operación».

La querella fue presentada luego de que así lo dispusiera el presidente Alberto Fernández a través de un decreto que se publicó el último viernes en el Boletín Oficial y que llevó también la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro de Justicia, Martín Soria, y de su par de Economía, Martín Guzmán.

En el marco de la Asamblea Legislativa del 1 marzo pasado, el Presidente anunció el inicio de la investigación y adelantó que constaría de tres etapas: la auditoría de la Sigen, la confección y presentación de la denuncia por la OA y, finalmente, la constitución como querellante de la Procuración del Tesoro Nacional que encabeza Zannini.

Allí el Presidente reveló que había «instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal tendiente a determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».

     


 

Share Button

Félix Crous y la investigación de la deuda con el FMI: «Queremos saber si los dólares están bajo un colchón o en las off shore»


El titular de la Oficina Anticorrupción se refirió a la investigación que se lleva adelante para determinar si hubo «administración fraudulenta y malversación de caudales públicos» por parte de Mauricio Macri en la toma de deuda con el FMI.


 

|El titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Félix Crous, dijo este sábado que con la investigación que busca determinar si existió «administración fraudulenta y defraudación» por parte del expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios en el endeudamiento del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se busca determinar si «los dólares están bajo un colchón o en las off shore».

«Queremos que se investigue si hubo una administración fraudulenta y malversación de caudales públicos», dijo Crous en declaraciones a Radio 10, tras puntualizar que con la toma de la deuda bajo la gestión de Cambiemos «como nunca se endeudó al país para garantizar que los que estaban especulando con las letras del Tesoro pudieran obtener ganancias».

«No tenemos información precisa pero lo que sí se puede rescatar es si el dinero se fue o se quedó dentro del país, si está en un colchón o en las off shore», y que «antes de eso necesitamos saber quién los compró para saber quienes se beneficiaron».

«Queremos saber si dentro de ellos están los mismos funcionarios que dictaron estas medidas», sintetizó.

Este viernes,el Gobierno instruyó al Procurador del Tesoro Nacional, Carlos Zannini, para que se constituya como querellante en representación del Estado en la causa que investiga si existió «administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública» por parte del expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios en el endeudamiento del país con el Fondo.

La decisión fue tomadas a través del Decreto 239/2021 publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro de Justicia, Martín Soria y de su par de Economía, Martín Guzmán.

En sus declaraciones, Crous deseó que «pronto la jueza levante el secreto bancario» y aseguró también que «fue monstruoso cuántos dólares se fugaron entre las PASO y el 10 de diciembre del 2019».

«Argentina fugó la mitad de toda la deuda que tomó la dictadura», graficó el titular de la OA.

También dijo que en el caso de toma de deudas «hay dictámenes que deben emitir organismos competentes que tienen que ver con la factibilidad de las decisiones del préstamo que no se hicieron bajo la gestión de Cambiemos, para evitar ser controlados».

Sobre la evaluación que debe hacer la Sigen, Crous sostuvo que «es un órgano muy robusto y calificado» que hizo «un trabajo muy afinado en la evaluación normativa que para nosotros fue de mucha utilidad y todo el tiempo está haciendo este tipo de auditorías».

«De manera que con el trabajo del Banco Central y la Sigen podemos tener pronto una idea del daño producido», finalizó Crous.

     


 

Share Button

El Estado querellante en causa contra Macri por la deuda con el FMI: «La mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra»


| Estado Nacional | Querella a Macri. El Procurador del Tesoro Nacional Carlos Zannini recibió este viernes la instrucción del Gobierno nacional. El Presidente había definido el endeudamiento como «la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».


 

|El Gobierno instruyó al Procurador del Tesoro Nacional, Carlos Zannini, para que se constituya como querellante en representación del Estado en la causa que investiga si existió «administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública» por parte del expresidente Mauricio Macri y otros funcionarios en el endeudamiento del país con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La decisión fue tomadas a través del Decreto 239/2021 publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Alberto Fernández; del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro de Justicia, Martín Soria y de su par de Economía, Martín Guzmán.

En el artículo 1° del decreto se «instruye al Procurador del Tesoro para que se constituya en parte querellante, en representación del Estado, en la causa N° 3561/2019 ‘Macri Mauricio y otros s/ defraudación por administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública'».

La causa tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5 de la Capital Federal.

La norma sostiene la necesidad de que el Procurador «coadyuve en la promoción de la acción penal con el fin de determinar a las presuntas y los presuntos responsables de los delitos de acción pública que en ese proceso se investigan y que podrían haber damnificado al Estado».

La decisión presidencial

El endeudamiento asumido durante el gobierno de Cambiemos con el FMI, fue definido por el presidente Alberto Fernández en marzo pasado -al abrir las sesiones ordinarias en el Congreso- como «la mayor administración fraudulenta y la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».

En ese marco, el Presidente anunció que impulsará una querella criminal para abrir la investigación que busca determinar la existencia de esos delitos.

En tanto, en el artículo 2° del decreto también se instruye al Procurador «a iniciar las acciones conducentes al recupero de los eventuales daños y perjuicios emergentes de los hechos denunciados, facultándola a tal efecto a promover, en su caso, la respectiva acción civil en el proceso penal».

Del mismo modo, determina que la Sindicatura General de la Nación (Sigen) debe analizar «la existencia y, en su caso, la cuantía del perjuicio económico que pudo haber generado el uso de los fondos obtenidos y los plazos comprometidos para el reembolso de la asistencia prestada, en el marco del Acuerdo Stand-By iniciado a través de la Carta de Intención del 12 de junio de 2018 y sus documentos modificatorios, ampliatorios y complementarios».

Las autoridades también solicitan la «colaboración» del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en sus materias de competencia.

En relación a esta situación, la Comisión Bicameral Parlamentaria de Seguimiento y Control del Pago de la Deuda Externa acordó hoy invitar al ministro de Economía, Martín Guzmán, y a funcionarios de la Sindicatura General de la Nación, el Banco Central y la Oficina Anticorrupción para que brinden informes sobre nivel de endeudamiento y negociaciones en curso.

El jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, al ser ratificado hoy como presidente del cuerpo, accedió al pedido de senadores y diputados de ambas bancadas en una reunión que se realizó por videoconferencia.

En ese marco,el diputado nacional del oficialismo José Luis Gioja planteó también la necesidad de convocar a autoridades de la SIGEN, de la Procuración General del Tesoro, de la Oficina Anticorrupción y del Banco Central para que ofrezcan precisiones sobre la causa del endeudamiento durante el gobierno de Mauricio Macri.

Desde Juntos por el Cambio, el senador radical Ernesto Martínez, pidió la presencia del ministro Guzmán para dar precisiones sobre la renegociación de la deuda emprendida con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de Paris.

Al aceptar la propuesta,Mayans dijo que «la renegociación con ambos organismos es la más difícil que la Argentina tiene por delante» y consideró que «puede servir para cambiar los valores del sistema financiero de nuestro país, sobre todo de estas tasas que son realmente monstruosas e impiden el desarrollo de nuestra economía».

El senador por Formosa explicó que el Gobierno nacional procura «bajar los intereses y mejorar los tiempos para que la Argentina asuma un compromiso que pueda cumplir».

El Parlamento «deberá también resolver si va a acompañar o no la negociación por la deuda», agregó.

El 1° de marzo pasado, en el marco de la Asamblea Legislativa, el Presidente anunció el inicio de la investigación y adelantó que constaría de tres etapas: la auditoría de la Sigen, la confección y presentación de la denuncia por la OA y, finalmente, la constitución como querellante de la Procuración del Tesoro Nacional que encabeza Zannini.

Durante su discurso ante la Asamblea Legislativa, el Presidente anunció que había «instruido a las autoridades pertinentes para que formalmente inicien querella criminal tendiente a determinar quiénes han sido los autores y partícipes de la mayor administración fraudulenta y de la mayor malversación de caudales que nuestra memoria registra».

       


 

Share Button

Zannini: «Randazzo no quería competir, sino que pretendía ser ungido por Cristina»

El candidato a Vicepresidente por el FpV respondió a las declaraciones del Ministro del Interior y Transporte; «No hubo competencia porque no se presentó», sostuvo el compañero de fórmula de Daniel Scioli.

El Secretario Legal y Técnico de la Presidencia y candidato a Vicepresidente de la Nación, Carlos Zannini, recordó que no fue la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner quien ungió a Daniel Scioli como candidato a Presidente del Frente para la Victoria, tal como aseguró Florencio Randazzo en declaraciones radiales.

Extraña posición la de Zannini si tenemos en cuenta que fue él el impulsor de la precandidatura de Randazzo a la Presidencia de la Nación y que incluso en algún momento se especuló con que el actual Secretario de Legal y Técnica sería el compañero de fórmula del todavía Ministro del Interior y Transporte.

Zannini contó que estuvo presente en la reunión de mediados de Junio en la que Randazzo le comunicó a la Presidenta que no participaría de las elecciones primarias como precanditado a Presidente por el FPV, y que incluso rechazó la sugerencia de llevar al Ministro de Economía, Axel Kicillof, como compañero de fórmula. «No hubo competencia porque Randazzo no se presentó», aseguró Zannini y agregó: «En cambio en la Provincia de Buenos Aires hubo una primaria donde cada candidato eligió a su compañero de fórmula».

«En mi opinión -continuó Zannini- Randazzo no quería competir, sino que pretendía ser ungido por Cristina, y Cristina no ungió a nadie. Todos vimos al conjunto de dirigentes que apoyaban a la candidatura de Scioli».

En este sentido, el candidato a Vicepresidente recordó que «eran mayoría» los dirigentes del peronismo y las fuerzas aliadas que conforman el FPV «que apoyaban la candidatura de Scioli», y citó a Antonio Caló, Fernando Espinoza, José Manuel Urtubey, José Luis Gioja, Martín Insaurralde, José Alperovich, Luis Beder Herrera, Paco Pérez, Fabián Ríos, Gabriel Mariotto, Sergio Berni, Guido Carlotto, Julio Pereyra y Ricardo Pignanelli, entre los dirigentes que se habían pronunciado a favor del actual Gobernador bonaerense.

Por otra parte, el Secretario Legal y Técnico calificó de «contrafáctica y sin importancia» la discusión respecto de si una primaria presidencial del FPV hubiera potenciado las chances del oficialismo, como aseguró Randazzo en la entrevista que concedió esta mañana al portal MDZ online.

Por último, Zannini sostuvo que son «llamativas» la simultaneidad de la foto con Sanz y las declaraciones del ministro «porque las hizo después de haber hablado esta mañana con la Presidenta por temas de gestión, algo que Cristina hace con cada funcionario al cual le encomienda un tema para seguir la gestión minuciosamente. Según tengo entendido, tenía que ver con la estación de City Bell del ferrocarril Roca, y en ningún momento le mencionó esta cuestión» a la primera mandataria.

Share Button

Zannini borrando a De Vido y sus laderos si hay continuismo

Por Guillermo Cherashny |    Twitter guicherashny                       

El actual Secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, tiene entre varias obsesiones eliminar todo vestigio de poder de Julio De Vido en caso de que Scioli asuma la Presidencia. Estos cruces entre los funcionarios no son nuevos. Se iniciaron durante la gobernación de Néstor Kirchner en Santa Cruz y desde que falleció Cristina mantuvo en el cargo a De Vido, porque generaba negocios y mantenía una muy buena relación con los empresarios importantes. Zannini, por su parte, se vio obligado a soportarlo todos estos años de kirchnerismo. Intentó comprometerlo ante la Justicia con asuntos de extrema delicadeza. Sin embargo, gracias a la cercanía del Ministro con el hermano del Juez Federal, el asunto se diluyó. Aunque, sin ir más lejos, los pasados días la corte volvió a abrir su investigación por enriquecimiento ilícito. Es por ello que Zannini convenció al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires de que sea Diego Bossio quien ocupe el lugar de De Vido en el ministerio. Lo curioso es que Julio De Vido apoyó la candidatura de Scioli mucho antes que su futuro Vicepresidente, que en aquel entonces se lo veía más cercano a Florencio Randazzo.

Asimismo, otra de las operaciones que idea Carlos Zannini es que Scioli despoje de su lugar a José Maria Olazagasti, que ocupa un alto cargo en la AFI -la vieja SIDE-, siendo éste el último eslabón del clan De Vido en la futura administración. Al mismo tiempo, cabe destacar que Olazagasti es el dueño de Radio El Mundo 1070, medio que podría utilizar para atacar directo al Vicepresidente y, por consiguiente, a los medios que fueron beneficiados por De Vido durante su Secretaría.

     Twitter guicherashny

Share Button

La gran oradora se va quedando sin auditorio

Por Francisco Olivera |

2086861w300Carlos Zannini canalizó su impaciencia a través de un chiste. Miró a Débora Giorgi, que, sentada a la misma mesa, seguía la presentación presidencial de 41 slides en simultáneo en una copia propia. «¿Cuántas filminas son? Tendrías que haber puesto la mitad», le reprochó. La Presidenta llevaba una eternidad de discurso desde el atril de Tecnópolis, mientras la ministra de Industria constataba y asentía en paralelo. Fue extraño: contra el habitual elogio militante, la oradora hablaba esta vez «con papeles». Una decisión discutible: en el fondo de ese salón en que se celebraba el Día de la Industria, el miércoles pasado, la mayor parte de los asistentes se quejaba del hambre, hablaba en voz alta de cualquier otra cosa y acumulaba ya unas cuantas paneras vacías. El vino y el champagne, lo único ajeno al agua que se estaba sirviendo durante esa hora y media, habían contribuido a la camaradería: en la mesa de Copal, la cámara alimentaria más importante del país, se llegaron a organizar tres asados. «No quiero seguir, pero hay más todavía; no sigamos más porque, si no, no nos vamos más. Están todos con hambre, los escucho hablar», empezó a cerrar Cristina Kirchner.

Que casi nadie la estuviera escuchando puede haber obedecido al formato de la exposición. La jefa del Estado se ha acostumbrado, con incuestionable eficacia, a captar la atención de todos sus auditorios apelando a un modo de hablar crudo y sin inhibiciones. El miércoles, en cambio, lo hizo mediante la lectura de slides confeccionados por varios de sus colaboradores para una presentación que a los asistentes les resultó excesivamente larga. «Esto no es pan y circo: esto es pan y Power Point«, enviaron por mensaje de WhatsApp a este diario desde una de las mesas, ya con la expositora abocada al comportamiento mundial de los precios del litio, el oro y la plata. Existe, de todos modos, una lectura menos superficial que hacen últimamente en el establishment: a ningún hombre de negocios argentino le preocupa lo que vaya a decir un funcionario que se va. Nada nuevo. Hace un año, el día en que presentaba la conferencia anual de la Unión Industrial Argentina (UIA), lo admitió Juan Carlos Sacco, uno de los vicepresidentes de la entidad fabril: «Los funcionarios son como un plazo fijo: tienen fecha de vencimiento y se van. Nos interesa escuchar a los candidatos», se sinceró entonces.

Es lo que intentan hacer ahora las corporaciones con escasa sutileza. La semana pasada, un auditorio de 900 asistentes que se había agolpado en el hotel Alvear para escuchar en el Council of Americas a Daniel Scioli, Mauricio Macri y Sergio Massa quedó reducido a un cuarto en el mismo instante en que llegaba el ministro de Economía, Axel Kicillof. La mayoría se había ido a almorzar. Moraleja para ceremonial de gobiernos en retirada: empresario hambriento mata pato rengo.

La paradoja es que, por una vez, la indiferencia parece estar atenuando los conflictos. Como para corroborar la frase de Sabina: «No, no pido perdón: para qué, si me va a perdonar porque ya no le importa». Aunque frágil e incierta, la tregua ameniza los contactos entre funcionarios y hombres de negocios. Una semana antes del Día de la Industria, la UIA temía que su convocatoria al festejo se hiciera sin integrantes del Gobierno ni candidatos. Para peor, para que no compitiera con el acto de Tecnópolis, la Casa Rosada le había exigido achicar lo que pretendía ser un almuerzo de 700 personas a un brevísimo cóctel. Los industriales aceptaron. «Es una lástima que no vengan», le dijo en el Council of Americas Méndez, presidente de la entidad, a Eduardo de Pedro. «Voy a hacer lo que pueda para llevarlos», contestó el secretario de la Presidencia y, el lunes volvió a llamar al líder fabril con buenas noticias: «La Presidenta quiere que vayan todos: llevo a Daniel, a Aníbal, a Axel, a Débora…», lo alertó incluso antes de notificar a Scioli, que se enteró por la noche de que tenía que ir. Resultado: ausentes Macri y Massa por cuestiones de agenda, Cristina Kirchner transformó la celebración de la UIA, un foro que juzga crítico, en una convocatoria de asistencia monolítica oficial. «Tendríamos que haber ido», se lamentaban ayer en el macrismo pocas horas después del regreso de su ideólogo de campaña, Jaime Durán Barba, de la casa que tiene en las montañas de Ecuador.

Que el kirchnerismo haya decidido suavizar su relación con una entidad a la que juzga manejada por «dos o tres sectores altamente rentables», como definió la Presidenta en Tecnópolis, no es tampoco algo novedoso. Lo ha hecho en cada período preelectoral. Es probable, de todos modos, que esta vez la despedida de la jefa militante contribuya también a esa fraternidad. «¿Vieron? Hablé una hora veinticinco y no me referí a ningún otro político ni me puse a criticar a nadie», se sorprendió ella misma en esa comida. Existe, por otra parte, un salvoconducto que empresarios y Gobierno parecen ahora haber encontrado para no discutir: la crisis internacional. «¿Cómo anda?», saludó esa noche Juan Belén, histórico dirigente de la UOM, al fabricante de válvulas José Luis Basso, a quien se cruzaba frente al lavatorio de uno de los baños. «Mal, Juan, mal -contestó el industrial-. Brasil se cae a pedazos, Juan, pero hay que poner una sonrisa.» Momentos después, Cristina Kirchner decía, sin nombrarla, que la empresa había sufrido una caída del 40% en las exportaciones. Y al despedirse insistió, copa de champagne en alto: «¡Muchas gracias y, como siempre, vamos a seguir trabajando para que la crisis internacional pegue lo menos posible en nuestro país! ¡Salud!»

Es el argumento perfecto para un gobierno más obsesionado por las explicaciones que por la solución de los problemas. Aunque la propia UIA exponga, en sus informes internos, que varios países proyectan crecer a ritmo razonable este año pese al frente adverso: Bolivia (4,5%), Paraguay (4,1%), Colombia (3,2%), Perú (3,2%) o Uruguay (2,9%) contrastan contra las previsiones que indican que, después de cuatro años de estancamiento, la Argentina debería celebrar si llega al 1%. Varios de sus integrantes están convencidos de que el modelo productivo de acumulación de matriz diversificada e inclusión social murió en 2010, momento a partir del cual empezaron a agravarse dos flagelos fabriles: falta de financiamiento externo y distorsión de precios relativos.

Ya habrá tiempo de discutir la verdad de las cosas. El bálsamo empresarial consiste ahora en que por lo menos, en diciembre, sea quien sea el presidente, termina un diálogo de sordos.

Share Button

Extravagancia pura

Por Carlos Pagni |

El ballottage entre Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, que fue el principal desenlace de las elecciones de ayer, lleva a la campaña por la presidencia a un tramo extravagante. Antes que la polarización con Scioli, que esperaba Mauricio Macri, habrá una con Macri, impulsada en el distrito más visible del país por sus aliados de Cambiemos. La fórmula Lousteau-Fernando Sánchez expresa a la UCR de Ernesto Sanz y a la CC de Elisa Carrió.

Macri tenía su plan para el caso de que anoche Rodríguez Larreta ganara en primera vuelta o se pusiera al filo de ese triunfo.

Él iba a relanzar su candidatura para sumergirse en el conurbano bonaerense, su terra incógnita. Ahora deberá seguir prestando atención a su distrito. Tendrá que pactar el disenso con sus socios nacionales. Porque ¿cuál será el mensaje de Lousteau? ¿Se conformará con un elogio de la alternancia? ¿O planteará una contradicción moral, como insinuó anoche?.  Seguir leyendo Extravagancia pura

Share Button