Archivo de la etiqueta: corrupción política

EL INTENDENTE DE GRAL. RODRÍGUEZ DARÍO KUBAR EN LA MIRA DE LA JUSTICIA FEDERAL

   

| NEPOTISMO, SOBREPRECIOS, PATOTAS & ZONA LIBERADA | Las víctimas denuncian “off de récord” que la Justicia es cómplice del Intendente Darío Kubar (CAMBIEMOS). Lo cierto es que las abundantes denuncias no prosperan, un marco donde además crece la sombra del narcotráfico en General Rodríguez. Afirman que los medios de comunicación locales silencian las irregularidades por miedo a las represalias. Corrupción política

 

  Por Oscar Dufour | (*)   

Al Intendente de General Rodríguez Darío Kubar lo acusan a viva voz por cobro de favores, nepotismo y persecuciones políticas. Los vecinos amedrentados no ocultan el miedo al jefe comunal, piden que no les saquemos fotos y no hagamos nombres, expresan de esta manera el terror a las venganzas, que a la luz de los hechos desde diciembre de 2015 son muchas y “variopinto”. Ni sus padres, ni su hermano Florencio Kubar se salvaron de las represalias de este aprendiz de dictador y patrón de estancia. Todo lo contrario, a lo que pregona la Gobernadora Vidal en la lucha contra la corrupción y las mafias.

Mientras con mucho acierto algunos portales y colegas se expresan denunciando la falta de ética de este Intendente por la designación de innumerables familiares, y aunque Darío Kubar exprese “cancheramente” que son actos legales, sostengo a rajatabla pese a las “lagunas jurídicas” que es un claro ejemplo de corrupción política, ya que de esta manera se aprovecha del Estado para conveniencia propia. Sin duda este Intendente de CAMBIEMOS representa a lo peor de la Política.

¿Por qué en General Rodríguez existen “zonas liberadas” sin ningún tipo de patrullaje?

Estimo que es la pregunta del millón en un Distrito como General Rodríguez, donde crece la sombra del narcotráfico. Por supuesto que este dato va a ser negado de plano por Darío Kubar o lo justificará con algún artilugio retórico. La realidad indica que debe muchos favores políticos a quienes fueron sus mecenas en la campaña de 2015, uno de ellos, por hacer un nombre propio, el ex Intendente de Merlo por 24 años Raúl Othacehé. En poco tiempo se estrenará la película “Los Bastardos” dirigida por Pablo Yotich, mostrará las dos décadas y media del “Vasco” como Intendente de Merlo, el guion se basa en duras historias de vecinos. “La Colonial”, un predio municipal merlense donde hoy se realizan encuentros recreativos y educativos, era un lugar para uso privado del “Vasco” y su gente. “Era como la quinta de Pablo Escobar”, compara Yotich. Un paralelismo, un parámetro, una historia de violencia… defraudación, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, que le calza a la medida del Intendente Kubar.

Disiento, aunque entiendo a los vecinos locales cuando expresan que la Justicia es cómplice del Intendente Darío Kubar -uno de los Jefes municipales con peor imagen-, el mismo que alguna vez soñó en disputarle la Gobernación Bonaerense a María Eugenia Vidal. Es que la Justicia “tiene sus tiempos”, así lo demuestra la investigación que realizó o realiza la Jueza Federal Sandra Arroyo Salgado en el Municipio de General Rodríguez. Son acusaciones que apuntan a funcionarios locales y al propio Intendente.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo 30. Columnista de medios internacionales. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

                  

GIF

Share Button

Brasil: La calle se divide entre ‘rojos’ del PT y ‘negros’ antiLula

La crisis del Gobierno brasileño eleva la tensión en las calles y los manifestantes pasan de los gritos a las manos. “Affaire Petrobras”

Por María Martin

La vuelta del ex Presidente Lula al poder y las filtraciones de sus conversaciones telefónicas con la presidenta Dilma Rousseff, en las que se ha interpretado que su designación como Ministro es una maniobra para protegerse de la justicia, han elevado en los últimos días el tono en las calles y de los gritos de protesta se ha pasado, en algunos casos, a la violencia. Partidarios y detractores del Gobierno han salido desde el miércoles por la noche a manifestarse en varias ciudades y han protagonizado escenas de descontrol.

En Brasilia, sede presidencial, cerca de 3.000 manifestantes partidarios de la caída de la presidenta y otros 450 defensores del Gobierno se juntaron este jueves en la misma plaza. El encuentro acabó a puñetazos y la policía, montada a caballo, tuvo que intervenir para separarlos. En São Paulo, donde se reunieron cerca de 2.000 personas, un joven que pretendía mediar en un enfrentamiento entre manifestantes recibió un puñetazo desencadenando una nueva pelea. Poco después, la policía escoltaba a un adolescente de 17 años al que se le ocurrió gritar a los manifestantes que no habría golpe. La multitud quiso lincharlo.

El clima recuerda a la tensión vivida hace 15 días cuando la policía federal obligó a Lula a declarar por su supuesta implicación en la trama corrupta de Petrobras. Los investigadores, que creen que el ex Presidente obtuvo regalos y financiación de empresas implicadas en derivadas del caso Petrobras, llevaron a Lula a una comisaría en un aeropuerto de São Paulo. Mientras le tomaban declaración, los ánimos en el zaguán del aeropuerto, así como en otros puntos de la ciudad, se incendiaban y la policía tuvo que intervenir con bombas de gas para acabar con las agresiones entre defensores y detractores del ex obrero metalúrgico.

En medio de esta interminable crisis de Gobierno, los enfrentamientos violentos eran un temor de las autoridades en la última manifestación del pasado domingo, cuando más de tres millones de personas salieron a la calle contra Lula y Dilma Rousseff. Las marchas, finalmente, no registraron incidentes graves, pero la tensión ha aumentado cada día con las novedades del noticiario.

Muchos brasileños salen a la calle estos días vestidos según su posición en esta crisis política que se arrastra desde que Dilma Rousseff asumió la presidencia en enero de 2015. Los partidarios de su impugnación, contrarios a la designación de Lula como ministro y favorables a la caída del Gobierno se vistieron de negro en señal de luto. Los partidarios del expresidente, que defienden que la Justicia está actuando con fines políticos, mantuvieron el rojo, el color del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y Rousseff, en su indumentaria.

Desde la noche del miércoles, cuando las primeras escuchas policiales del teléfono de Lula comenzaron a divulgarse —en una decisión judicial cuestionada por expertos en leyes— miles de manifestantes tomaron las calles de Brasilia, São Paulo y Río de Janeiro y otros tantos salieron a sus ventanas golpeando sartenes en protesta contra el Gobierno.

Pelea o debate

El miércoles por la noche, a la hora del telediario de más audiencia del país, un grupo de tres personas fumaba un cigarro en la puerta de un bar en Río de Janeiro, mientras observaba las siluetas de los vecinos de los edificios de enfrente con las sartenes en alto. No hubo consenso. El guardia de seguridad opinaba que ya era hora de que los ricos sufriesen la corrupción en su propia carne, que los pobres estaba cansados de no ser oídos. Uno de los fumadores, sin embargo, comenzó a llamar golpistas a los vecinos y discursó sobre la incapacidad de la élite brasileña para asumir a un líder de izquierdas, mientras que una joven los defendió: “Lula tendría que estar en la cárcel”. No hubo pelea, pero tampoco debate. Ninguno dejaba hablar al otro.

El Juez Sérgio Moro y el ‘Caso Watergate’

El Juez Federal Sérgio Moro, responsable de la investigación del caso Petrobras, citó hoy el caso Watergate para justificar la divulgación de las escuchas telefónicas del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, informa Efe. Moro afirmó que ni el presidente de una República “tiene privilegio absoluto en el resguardo de sus comunicaciones”, a pesar de tener “foro privilegiado”. “Ni el supremo mandatario de la República tiene un privilegio absoluto en el resguardo de sus comunicaciones, aquí recogidas de manera fortuita, pudiendo ser citado el conocido precedente de la Suprema Corte norteamericana en US v. Nixon, 1974, aún un ejemplo a seguir”, afirmó.

     El País

Share Button