Un ex oficial del Grupo Halcón es el nuevo Jefe de la Bonaerense

Cambio en la cúpula después de cuatro años. El comisario Pablo Bressi tiene 49 años y está en la Fuerza desde el secundario. Especialista antidrogas, fue el negociador policial en la Masacre de Ramallo.

La Gobernadora María Eugenia Vidal intentará dejar claros desde el comienzo los objetivos de su política de seguridad. Y ayer designó a un especialista en lucha contra el narcotráfico como futuro jefe de la Policía Bonaerense. Es el comisario general Pablo Alberto Bressi (49), hasta ahora responsable de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas, quien asumirá como superintendente de Seguridad General, máximo cargo de conducción de la Fuerza que tiene casi 100 mil hombres uniformados en la Provincia.

Bressi tiene 36 años de trayectoria en la Institución: es un “liceísta”. O sea, comenzó a usar traje policial desde el secundario, cuando en la Academia Vucetich, de Berazategui, aún funcionaba una escuela secundaria que abría las puertas a la carrera policial. Ya como oficial, intervino en un episodio que lo marcó para siempre: actuó como negociador en el asalto al Banco Nación de Villa Ramallo, en 1999, que terminó en una tragedia. “El actual jefe, Hugo Matzkin, cumplió una etapa y pidió su pase a retiro”, anticipó ayer el designado ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, en la ceremonia de asunción de Vidal. Matzkin acompañó a Daniel Scioli en su segundo mandato, desde diciembre de 2011. El ministro que reemplazará a Alejandro Granados asumirá este mediodía en la Jefatura de la calle 2, en La Plata. Y en el mismo acto pondrá en funciones a la nueva cúpula policial. Ritondo y sus colaboradores aún no confirmaron los nombres de los jefes, pero todo está preparado para que Bressi ocupe el peldaño más alto de la jerarquía. “Tiene una carpeta de antecedentes completa y variada. Cumple con los requisitos que busca la nueva gestión”, explicaban anoche los funcionarios que empezaban a ocupar sus nuevos despachos en la Provincia. Bressi está al frente del área de Narcotráfico desde el 5 de marzo de 2014, cuando hubo una readecuación de la estructura de la Bonaerense. Antes había estado al frente de las delegaciones antinarcóticos de La Matanza, Quilmes y Lomas de Zamora. Esos distritos constituyen las zonas más complejas por la proliferación de venta “al menudeo” de drogas, donde penetra en los sectores humildes la comercialización del “paco”. Licenciado en Seguridad, con título de una universidad nacional, Bressi representa “un cuadro técnico, con formación académica”, según describió un comisario que lo conoce desde hace años. “En el Liceo Policial y en la Escuela de Oficiales se graduó con uno de los más altos promedios”, recordó. Para completar el cuadro, el futuro jefe de la Bonaerense tiene experiencia de mando (estuvo al frente de varias Delegaciones de Investigaciones del Conurbano) y de trabajo en el terreno. Sus primeros pasos los hizo en el Grupo Halcón, el equipo de elite de la Bonaerense, donde se había especializado en mediación con secuestradores y en operativos comando. Bressi deberá conformar la cúpula, que tiene cuatro pilares: el jefe; el subcoordinador General, el superintendente de Investigaciones y el superintendente de Seguridad. La selección será entre los 42 comisarios generales que están en actividad, la mayoría ascendidos durante la administración de Granados para ocupar los nuevos lugares que se crearon a partir del crecimiento que registró la Fuerza en los 2 últimos años. Por lo menos 20 comisarios están excedidos en edad (tienen más de 30 años de servicio) y podrían pasar a retiro. No obstante, Vidal no quiere realizar “purgas”, al menos en el primer tramo de su mandato. Para eludir ese requerimiento legal, la gobernadora anticipó que mantendrá por un año la “Emergencia en Seguridad”, que dispuso Scioli. También tienen chances de acceder a puestos de mando en la cúspide del escalafón algunos de los casi 600 comisarios mayores que conducen departamentales, coordinaciones regionales, distritales y delegaciones en todo el territorio. “En los últimos meses hubo un festival de ascensos, que respondían a requerimientos políticos”, admitieron oficiales en actividad. Ritondo adelantó que mantendrá el funcionamiento de las Policías Locales, distribuidas en 54 municipios. Anoche se mencionaba que el funcionario responsable de poner en marcha esa Fuerza, Fernando Jantus, podría permanecer en su cargo. Aunque buscarán mejorar la capacitación de esos 15 mil agentes que comenzaron a realizar tareas de prevención y “cercanía” en las calles de las principales ciudades con sólo seis meses de formación. En su discurso ante la Asamblea Legislativa, Vidal anunció que pretende una “Policía liderada por los mejores”. Y que tiene “el compromiso del Presidente (Mauricio Macri) de combatir el narcotráfico”. Este mediodía deberá comenzar a perfilar con acciones concretas esas propuestas.

     captura-de-pantalla-2013-05-15-a-las-12-51-18

 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.