Archivo de la etiqueta: juan perón

“NO NOS QUEDA OTRO CAMINO QUE UN PLAN DE LUCHA Y PARO GENERAL”

   

| ENCUENTRO DEL FRENTE SINDICAL PARA EL MODELO NACIONAL | No nos queda otro camino que un Plan de Lucha y Paro general”. Así se expresó el Plenario de Delegaciones Regionales de la CGT realizado en SMATA que resolvió convocar a un Paro General el próximo 30 de Abril. Aquí texto completo del documento del Frente Sindical


       Por Oscar Dufour | (*)       

Análisis.

|Este jueves en la sede del histórico SMATA que lidera Ricardo Pignanelli, el sindicalismo argentino dio un paso histórico en la reorganización del movimiento obrero para recuperar derechos y dignidad, tan impasible y ferozmente despojado por el Gobierno del Presidente Macri en sintonía con lo impuesto por el FMI.

___“Más de 80 Regionales de la CGT de todo el País compartieron el Plenario Nacional, resolvieron convocar a un Paro General el próximo 30 de Abril.” De esta manera el Frente Sindical para el Modelo Nacional, la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT y las CTA’s le marcaron la cancha a la administración de la Alianza CAMBIEMOS.___

Simultáneas. Al mismo tiempo que el sindicalismo argentino convocaba a un Paro General desde el Frente Sindical que lidera Hugo y Pablo Moyano (Camioneros), Sergio Palazzo (La Bancaria), Ricardo Pignanelli (SMATA), y que suma a las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli; de manera simultánea en el impacto de la opinión pública la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde destacaba la buena marcha de reformas que la administración del Presidente Macri implementa en el marco del multimillonario préstamo otorgado por el organismo multilateral y dijo que sería una tontería que un eventual nuevo Gobierno lo rechazara.

Sin duda un día alta tensión en la Casa Rosada, los funcionarios de primera línea evidenciaron un poco disimulado nerviosismo, en los pasillos gubernamentales destacaban que las puertas se cerraban más fuerte que de costumbre. El Presidente Macri recibía en su despacho al ex embajador de su administración en los EEUU Martín Lousteau, tal vez su última carta política en el intento por su reelección; y el Jefe de Gabinete Marcos Peña junto al Ministro del Interior Rogelio Frigerio hacían lo propio con los Gobernadores oficialistas, en un intento por contener su tropa, cada día más desobediente.

Aislados. Hoy la dupla que está en la cúpula de la CGT, Héctor Dáer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de Servicio) está desconectada de la realidad y solo se ocupa de sus propios intereses a tal punto que hace oídos sordos al múltiple pedido sindical para un Confederal. Manipulados risiblemente por Luis Barrionuevo (Gastronómicos) y operados desde el Gobierno por “la plata de las Obras Sociales para no hacer Paro” quedó ridiculizada, evidenció que los problemas de conciencia no son cuestiones que los afecten, y que carecen de dignidad hasta para renunciar a sus cargos. Dicho en otras palabras, les importa un pito que el Pueblo pase hambre y se fundan las industrias argentinas.

| DOCUMENTO DEL FRENTE SINDICAL Y LAS REGIONALES DE LA CGT |

FRENTE SINDICAL PARA EL MODELO NACIONAL – DECLARACIÓN DEL PLENARIO DE REGIONALES DE LA CGT

En Conclusión. Un Plan sindical de inclaudicable resistencia a las políticas del Gobierno del Presidente Macri. Un día histórico donde el Frente Sindical se pone nuevamente al frente del reclamo de los trabajadores y la defensa de nuestros intereses nacionales.

Sin consentimiento de la cúpula de la CGT y ante un Gobierno de la Alianza CAMBIEMOS en caída libre, con el espíritu de los grandes programas del movimiento obrero de “Huerta Grande”, “La Falda”, “la CGT de los Argentinos”, “los 26 puntos de Saúl Ubaldini” y el “Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA), el Frente Sindical para el Modelo Nacional convocó a un Paro General para el próximo 30 de abril. Hay otro camino.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo30. Columnista de medios internacionales. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

                 
 

GIF

Share Button

EL “FRENTE SINDICAL PARA EL MODELO NACIONAL” A LA CABEZA DEL RECLAMO DE LOS TRABAJADORES

   

| ANÁLISIS | Los gremios combativos que conforman el Frente Sindical para el Modelo Nacional se presentan en sociedad este jueves en el microestadio de Ferrocarril Oeste, darán un ejemplo a toda la sociedad Argentina de cómo el gremialismo tomará en unidad de acción, medidas en común, de cómo el sindicalismo pese a la “desavenencia” que reina en la cúpula de la CGT, se pone al frente del reclamo de los trabajadores y la defensa de los intereses nacionales. Resistencia organizada a las políticas del Gobierno del Presidente Macri

 

  Por Oscar Dufour | (*)     

 

Es alrededor de los Sindicatos donde se centra la lucha nacional, una lucha de todo el Pueblo contra el coloniaje oligárquico y el cipayismo vernáculo, una dependencia que el Peronismo desde su génesis cruzó y confrontó de forma inédita y revolucionaria, y pese al significativo avance en todos sus gobiernos, no logró destruirla definitivamente. Juan Perón, Néstor Kirchner y más recientemente Cristina, fueron los Presidentes que se plantaron y sustentaron una verdadera política nacional.

La oligarquía, un actor interno que nunca dudó en ensangrentar a la Argentina intentando mantener su statu-quo, dejó inconclusa la Revolución Nacional más trascendente de nuestra historia, dejó al Peronismo con miles de muertos y desaparecidos, dejó siempre a la deriva a nuestro País merced al fuerte endeudamiento que propició cada vez que accedió al poder. En la actualidad, el mejor ejemplo es el acuerdo firmado por el Presidente Macri con el FMI que hipoteca a la Argentina para los próximos cien años, y la permanente represión para sostenerlo.

El tres veces Presidente Juan Perón decía que “cuando los obreros hayan renunciado a intervenir en los destinos del País esa será una determinación suicida para su propia clase y para sus propias organizaciones”. Perón les dio poder real, propició los derechos fundamentales del trabajador y las corporaciones no lo perdonaron, como en el presente tampoco disculpan a la ex Presidente Cristina Kirchner.

Este jueves 20 de septiembre en el microestadio de Ferrocarril Oeste es el lanzamiento oficial del Frente Sindical para el Modelo Nacional (FRESIMONA), más de un centenar de gremios liderados por Pablo Moyano (Camioneros), Ricardo Pignanelli (SMATA), y Sergio Palazzo (La Bancaria), con la fuerte presencia de la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT con referentes como Walter Correa (Curtidores), Héctor Amichetti (Gráficos), Vanesa Siley (Judiciales), Carlos Minucci (APPSE) y Horacio Ghilini (SADOP) entre tantos destacados compañeros, darán un ejemplo a toda la sociedad argentina, de como el gremialismo tomará en unidad de acción, medidas en común, de como el sindicalismo pese a la “desavenencia” que reina en la cúpula de la CGT, se pone al frente del reclamo de los trabajadores y la defensa de los intereses nacionales. El elevado objetivo es plasmar una propuesta sindical de resistencia a las políticas del Gobierno del Presidente Macri.

El espíritu del ideario Peronista con certeza está presente con ellos en Ferro, los Jefes sindicales que toman esta posta, también recordarán como muchos de nosotros al Presidente Perón cuando decía para los tiempos, “Trabajadores: únanse; sean hoy más hermanos que nunca. Sobre la hermandad de los que trabajan ha de levantarse en esta hermosa tierra la unidad de todos los argentinos”.

“Es que la justicia social no se discute, se conquista, y se conquista sobre la base de la organización y, si es preciso de la lucha”.

Los que quieran oír… que oigan

(*) Oscar Dufour es escritor, periodista y ensayista. Director General de 5minutosdenoticias y Revista Tiempo30. Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Moreno – Provincia de Buenos Aires.

                 

Share Button

PEDIR FELICIDAD AL AÑO NUEVO ES TAL VEZ DEMASIADO

CARA Y CONTRACARA DE LA HISTORIA  Es mi último editorial del año, frontal y como siempre sin dobleces. Una breve mirada sobre la divisoria entre dos años, entre las dos argentinas, y un recuerdo del quien fuera tres veces Presidente de los Argentinos. El dilema de reconciliarlas

Por Oscar Dufour |                                         

Cada año, todos los que transitamos el curso de la existencia en este bendito planeta, de distintas maneras, con distintas miradas, perseguimos en general un mismo fin, ser felices.

Son doce meses de alegrías y también tristezas, con momentos buenos y malos, particularmente este 2016 que ya se va, por qué negarlo, ha sido un año digno de olvidar para muchos y generosamente bueno para unos pocos, una asimetría que duele y deja un sabor amargo.

Sin nombres propios, con una mirada amplia y honesta, imposible de mi parte decir objetiva, en este 2017 próximo a comenzar albergamos la esperanza que repitiendo la acción de dejar nuevamente lo mejor de nosotros, ser solidarios con quienes nos rodean, y volver a reintentar construir sin destruir, podamos ser en lo individual mejores personas, y en lo colectivo poder lograr el codiciado anhelo de convertirnos algún día en una gran Nación.

La prosperidad de una Nación se logra a partir de consensos entre fuerzas antagónicas, aceptar la inevitabilidad de los opuestos permite una lucha más noble; en esa contienda y ante el dilema de reconciliarlas, me quedo con la de “los sueños”, la de San Martín, Belgrano y otros próceres; la que valora la fraternidad, libertad, igualdad y justicia. Está en cada uno de nosotros como interpretamos su legado.

Tal vez sea el momento de dar más y esperar recibir menos, hagámoslo basados en una reflexión profunda de los valores universales de respeto y el amor al prójimo, fijémonos metas que tengan que ver con la caridad, comencemos a perdonar y reconciliarnos, solo es cuestión de comenzar –yo ya lo hice hace tiempo-, y entonces en algún momento comenzará a desaparecer definitivamente esa gran grieta que nos divide en dos argentinas.

Por el momento, pedir felicidad al año nuevo es tal vez demasiado.

Dios mediante, nos reencontramos en 2017!

Los que quieran oír… que oigan

                

“La divisoria implacable entre dos años se transpone con una de dos actitudes: con la confianza en sí mismos de los seres fuertes o con el desaliento de los seres débiles.

De los primeros es el ánimo de vencer, de los segundos, el temor. Lo mismo que el hombre, los pueblos manifiestan en esas horas uno de ambos sentimientos. Lo que el hombre siente es el resultado de sí mismo. Lo que el pueblo experimenta es la expresión del momento que vive.

Hay pueblos jóvenes y pueblos viejos; naciones en horas de creación y países en fase de simple administración. Para los primeros, el plazo que se inicia tiene un significado vigoroso de emocionante plenitud. A fines del siglo pasado, algunos pensadores se tomaron el trabajo de definir la presencia humana sobre la tierra. Dijeron que el hombre no tenía solución ni remedio porque el mal alentaba en sí mismo, en su propia condición humana.

Se formaron generaciones de amargados, de escépticos, de enemigos del hombre, de la familia, de la sociedad; pero esa monstruosa concepción de la vida y de los hombres se refugió en las imprentas nihilistas y en las reuniones pseudo-intelectuales. Eran los decadentes de la civilización. Ni el obrero en su taller, ni el campesino arañando la tierra bajo los rigores del sol o del frío, sintieron ni comprendieron nunca el desaliento que querían infiltrarles.

Para vivir felices les bastaba el trabajo, la alegría de vivir y de luchar por el hogar de sus hijos en la esperanza de elevarse por su propio esfuerzo. Esos hombres felices se encuentran lejos de los despachos donde los teóricos desgranan su pensamiento. Son la humanidad, son el hombre. Así son los argentinos de hoy. Nuestro pueblo no está en el bando de los pesimistas. El sabrá cambiar el curso de la historia cuando esté en juego su bienestar y el porvenir de la Patria.

Sus anhelos no suponen daño alguno para los demás. Que se les proporcione trabajo adecuado a sus aptitudes y energías; que este le permita una existencia decorosa; que no le sean negadas las cosas indispensables para vivir con dignidad.

Nada impide que seamos cada año mejores; que cada año sea proporcionada al hombre una dosis mayor de bienestar, una mejor paz para su espíritu y una lógica satisfacción de sus necesidades. Su causa es nuestra causa. Merece que todos nuestros esfuerzos sean empleados en desterrar el egoísmo y el error en bien de la verdad y la justicia.

Pedir felicidad al año nuevo es tal vez demasiado; pero contar con el hombre, con las naciones y pedirnos y pedirles acción, trabajo y confianza, eso entra en nuestras posibilidades. La fe es la condición fundamental de nuestra súplica al futuro. Fe en los destinos de la Patria, fe en el trabajo y en la honestidad del hombre; fe en que los reacios a comprender, comprenderán; en que los egoístas cederán en bien de todos.

En el ámbito inmenso del País no debe haber hoy quien no se sienta feliz o no se crea capaz de serlo. Hemos enaltecido el hombre de la Patria; hemos abierto sus anchas puertas a la humanidad enceguecida por el odio y quebrantada por el hambre y hemos cerrado nuestros oídos y nuestros corazones a la infamia; hemos cumplido la consigna de asegurar una Patria económicamente libre, socialmente justa y políticamente soberana. Hemos hecho todo eso y mucho más nos queda por hacer.

Nada pensé ni nada hice que no estuviera pensado, propuesto y hecho en los generosos recodos del alma de mi pueblo. Sólo obedezco sus dictados. No tengo otra Ley. Recogí sus resonancias en centenares de ocasiones; fue generoso conmigo y fue leal. Es el pueblo de mayo reunido bajo la lluvia en busca de su libertad; es el pueblo de Tucumán recibiendo de sus próceres el juramento de la independencia política; es el pueblo de nuestra lucha por la emancipación económica por la soberanía y por la justicia social.

Quiera mi pueblo estrechar la mano que le tiendo, la mano de un leal amigo de todas las horas. Le devuelvo el inmenso calor de la suya, que me confortó en horas difíciles y me hizo sentir la identificación de nuestras vidas.”

Juan D. Perón    31 de diciembre de 1948

Share Button

Simplemente Peronismo

Por la dimensión que tiene el Peronismo, ya septuagenario movimiento político, creado con ideales bien firmes por el tres veces Presidente de la Nación Gral. Juan D. Perón, cada vez que se disputa una interna política en el seno del PJ, es de fuerte impacto nacional. Halcones y palomas

 Por Oscar Dufour |                                         twitter DufourOscar

 El 17 de Octubre de 1945, junto con el nacimiento de un líder y estadista como lo fue el tres veces Presidente de los argentinos Juan D. Perón, paría el Movimiento Nacional Justicialista; nacía entonces un País con Justicia Social, que construyó los cimientos de una Nación soberana con justicia y legítimo protagonismo del pueblo, que supo conformar al movimiento obrero organizado como columna vertebral de un modelo de Nación, donde la distribución de la riqueza y el trabajo digno, resultaron los pilares fundamentales de una Argentina con inclusión. El Peronismo fue generador de una legislación que dignificó a la familia, antes de Perón no había nada, y cuando digo nada estoy diciendo literalmente eso, la carencia de toda clase de derechos. Junto con los derechos de los trabajadores, surgía promisoria desde la Quiaca a Tierra del Fuego, la industrialización del País y así también emergía la esperanza de un pueblo.

Con sus aciertos y también con sus errores, nació una tercera posición política el Justicialismo, para la época inédita y revolucionaria al mismo tiempo, que alejaba a la Argentina de la “guerra fría” entre las grandes potencias EEUU y la URSS y su órbita de poder; en el Peronismo no solo se deja fluir libre a los sentimientos, a diferencia  de las experiencias marxistas que combatían toda forma sentimental o del liberalismo que ningunea todo aquello que esté fuera del goce material individual, sino también lo pone en valor como atributo dentro de la formación política. Posiblemente en esta cuestión, radique gran parte de las capacidades y reservas morales de este gran movimiento político, que desde entonces convoca las masas, simplemente porque las interpreta.

El Peronismo siempre tuvo sus matices políticos, ocurrió en los primeros 10 años de poder, en los dieciocho siguientes de proscripción con el protagonismo de la “resistencia”, en los ’70 durante la tercer Presidencia de Perón transitado entre la “violencia política” y el “entorno casi inquebrantable de López Rega”, o como recientemente ocurrió durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner con la “transversalidad” y muchas veces su elevada dosis de “intolerancia” política. Muerto Perón, los responsables de turno se caracterizaron por tener al Partido Justicialista “cerrado”, solo utilizable como “estructura electoral”. Recuerdo siendo muy joven, mis tres encuentros con un General Perón ya anciano, todos fueron breves y merced a la generosa voluntad de José María, Antonio y Roque, me reservo sus apellidos, todos veteranos dirigentes que pertenecieron al Club del ´45; destaco el último a comienzos de 1974, donde Perón insistía que la “clave para la convivencia política era la TOLERANCIA. Los quería a todos “dentro”, expresaba “es que algunos no están del todo convencidos”, “hay que darles tiempo” decía. Con el desparpajo de mis 18 años, -y ante el codazo de José María- le pregunté ¿General, que va pasar con el Partido Justicialista el día que usted se muera?, la respuesta es textual “como están dadas las cosas, se va a polarizar, son ustedes los jóvenes los que tienen la responsabilidad de evitarlo”.

A casi tres cuarto de siglo de uno de los hechos más importantes de la historia Argentina, y ya en pleno siglo XXI a 40 años de mi último encuentro con el General Perón, y recordando el nacimiento de otro País, el que muchos habían soñado e intuido durante largo tiempo, que no era otro que el espíritu de una Nación presente, ante un pueblo que estaba protegiendo junto con ella su porvenir, con mis sesenta años a cuestas, no deseo políticamente otra cosa que un Peronismo unido, donde no haya ni halcones ni palomas, un Peronismo que cobije a todos sin odios ni rencores, donde podamos sentirnos simplemente Peronistas.

Conocimos la lucha, la persecución, la muerte, pero por sobre todas las cosas, el inmenso honor de pertenecer al Movimiento Nacional Justicialista.

     twitter DufourOscar

 

Share Button